lunes, 30 de diciembre de 2013

Con un poco de enero





Por la mar salado,

por el sol cuarteado,

en mi piel se acaba diciembre

tal vez con un poco de hambre

con un poco de enero,

con las cejas pobladas y

el cabello empapado,

con la frente hendida

y la cumbre nevada.

La amargura, lejos del amor

y la holgura se data,

rodeado de pirómanos,

hipótesis,  desbarajustes,

traiciones e inventores,

el satisfecho desprecia

al desdichado, 

al que lo induce y al que yerra.

Como la flor brota y se marchita
Foto
y pasa como sombra sin pausar

se  deshace como leña carcomida

como el vestido que se come la polilla,

en mi piel se acaba diciembre

tal vez con un poco de hambre

con un poco de enero.
 

domingo, 29 de diciembre de 2013

Desafíos curtidores





Digamos que los peces regresan al mar,

sin amistar con el oleaje radioactivo entregado

con la exactitud del sol naciente.

Digamos que el deseo de prosperidad va condimentado

con una perspectiva que no existe,  ni existirá

en el compás del presente indicativo.

¿Es que llego al destino?
de la manera  (X2 +XY- Y2), sin arrastrar enfados,

con memoria desentrañada con amonal y tiempo,

con el paso con que nos acercamos

con la probabilidad de quien prevé,  

con la prédica que se practica,

es que llego formateado por los dedos

que se expresan en el silencio cadencioso

de los vientos que soplan con frescura sureña

que a ratos nos traen nubes ionizadas, copiosas,

con interposición, con cometido, con tus ojos ávidos.

Digamos que lo que tengo que decir es preciso,

alcanzo al futuro reconciliado con tu mirada

que me busca tímidamente en la solemnidad

de la fiesta de la frialdad mermada,

y con los incontables desafíos curtidores,

con los andenes de los propósitos encendidos,

con la vetusta mortaja de los sueños,

con la madura distancia de la contigüidad,

con los rubores de la desnudez de los cuerpos,

con tanto y cuanto menos,

con la aguda travesura  de los encantos,

con el Gloria de Haendel,

con el surrealismo de los maniquíes,

con la chicha de jora,

y la prosa de los profetas,

con las felicidades y desventuras,

con mi sombra reflejada en la tierra.

Me reconcilio con mi boca

que no tiene razón y con mi inocencia

que me declarará culpable,

aquí estoy, aquí he llegado

con mis ojos humanos,  mis días,

mi  saborear y mis vacilaciones.






martes, 24 de diciembre de 2013

Feliz navidad







Feliz navidad, que la libertad, la vida y la paz 

crezca en nuestros corazones 

para hacer de este mundo 

algo mejor de lo encontrado;

que María nos devuelva a la voluntad del Padre,

que la misión de administrarnos y administrar 

la tierra sea un ejercicio digno y dignificante

al servicio de los mas necesitados,

para con sanidad, justicia y rectitud de corazón,


podamos todos dar gracias en cánticos

el presente de nuestras vidas,

 “Les quiero desear el que ustedes en su 

corazón, en su mente abriguen 

el deseo vivo de colaborar 

con la construcción de un mundo diferente 

al que estamos nosotros teniendo. 


Quiero desear que ustedes puedan tener 

el corazón abierto para este Evangelio 


que anuncia Jesús, 

que nos garantiza el construir el mundo justo”.



viernes, 20 de diciembre de 2013

Y mientras, con gusto reimos





Tengo recuerdos un tanto remotos 

de donde vengo; sin embargo, 

aquí estoy conociendo a donde voy


en manantial, en brisa, en lumbre, 

en el día que la vida nos dio su presente,

uso la libertad y el deseo de hablarte 

de júbilo y auge, de tierra y confianza,


de mi valor ante el tiempo que todo lo niega,

y de cómo notas lo que quieres, 

de nuestro todo es ahora, 

que mañana es eterno


y mientras con gusto reímos,

no es por gusto que lloramos,

en medio de tu amar sereno

amanecen los sentidos,

con tu calor de laderas y

mi fresco mar de ideas,

en ambos mundos profundos

alertamos los engaños,

viajo al lado tuyo 

en la bruma de los sueños,

pero camino firme 

con los pasos lealmente afinados

y entre entrañables memorias 

nos hacemos primavera,

con nobleza enseñamos

que para eso estamos,


y en tus cabellos negros 

los anhelos se volvieron

maravillas definidas.




























 

jueves, 19 de diciembre de 2013

Mis días y mis noches



Puedo darte un equitativo

suspiro como sustento ahora

que estamos próximos,

haciendo de iras flores,

sin extraviarnos en lo obvio. 

Puedo dar con albedrío, sin medida, 

todos mis días, apropiadamente    

frescos, limpios, agradecidos,  

y todas mis noches requeridas,

sosegadas, esenciales, reservadas.

Puedo mostrar en mi faz

respuestas hendidas de  resistencia

a verlo todo superficial,

y  de mi  paso por la tierra

una señal a tu costado.

Puedo dar una lección

sin que ocasione una lesión

y entre canción improvisar

una suma de compases

sin preámbulo ni prolongar

lo que quiero ir contando,

y al inhalar, procura ser

quien dé el aire. 

También puedo darme en juegos

de niño que no se amaina

ni se deja vencer,  y  a veces,

al insensato de ajenos sueños

el infante le queda grande

por la llave que lleva con él.

También puedo empezar de nuevo

en  cada aurora, en cada ocaso

y ofrecerte mi constancia deliberada,

mi entendimiento y afectos.








Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...