viernes, 28 de junio de 2013

www.estarvivo.com


                                                        

dirección        virtual        transpongo        memoria        agilidad        conocimiento        rapidez       
            sistema        abrevio         herramienta       proceso         digito         espacio        cyber
inevitable        hardware        automático        software        información        maquina        ordenador
             eléctrico            binario           programas         computador        stand by        bytes        virus

                                         hay 576 maneras de comenzar la lectura
                                         
                                        combinarla como y donde mejor parezca
                                                  
                                                   para llegar a la conclusión
                                             
                                            que estar vivo es el último desafío.   










Latinoamérica nuestra



Andes y vertientes,

Mercedes Sosabarro y tempestad,

 migrantes inmigrantes

por el semejante jardín,

pueblos de varios mundos

 mágico canto de alturas

¡ palabra  mujer!

 siento tu aliento pampero

 corazón sincero

siento encanto con tu voz.

El cantor no calla, negra mía,

ni se apaga la pluma

entre delirios y bruma

son varias y  son una

 voz de  mujer latina

 mujer  pan y tierra

 mujer  fuego y paz

 eres proceder  que obra,

 amor a tiempo y  destiempo,

eres lo que se tiene que decir,

fresca fuente de las rutas del sur.

miércoles, 26 de junio de 2013

Olvidos en una tarde otoñal



Guardo los recuerdos

que tejieron  un alba de invierno


en densa neblina,

muy cerca del casuarinas

del molle y el eucalipto,

olía muy sano,  sonaba mejor,

el gato seguía mis pasos

sólo con la vista,

y el pastor belga

no se apartaba de mí,

presentía la partida

primero él después yo.


Guardo celosamente

esperanza  en mis  

bolsillos

honestamente rotos

de hambre, de justicia,

de pausa definitiva,

de hojas vivas,

porque son hermosas

la victoria y las hojas

pero más aún

si están vacías las hojas.


Guardo los silencios

y son varios,

entre uno y otro

suenan indiferentes

 abstractos, abstraídos, indolentes,

¡Qué importa!

Guardo,  aguardo,
 atesoro en mí,

como impulso infinito,

de motivación creadora,

los olvidos en una tarde de otoño.


A ningún lugar


Corre preciosa,  corre

a ningún lugar,

donde se rompa el cristal                                

sin tañido de campanas

por falta de anidar,

entre tus manos llevas

al viento con yesca,

la hoguera no está vencida                          

y subsiste la ventana

por la que te filtras

con sinfonías de alientos

enteramente por partes

con tu secreta indecisión.


Sonata de pigmentos

que se oyen y se ven

que  se leen sobre

la hierba de esta cuenca

de  labios que gustan de besar.


La naranja que viste

el semblante tierno, duro,

en la granja pintada de azul,

en el huerto donde la más bella flor,

captura el rocío,

ante ti estoy como espejo

en distinta dimensión ambos atrapados,      

hasta que alguien cruce el umbral


y en ese mensaje nos volvamos amar.

Solsticio de invierno



Se olvidó el sol brillar

en la faz de los delirios,

de un lugar que procura

alumbrar las noches                                                                    

con trajes anti radioactivos

y máscaras anti gases.

Lo que escribo

quizás no sea mio

ni de otro

que quiera decirlo

sin palabras,

que se pueda defender

de la borrasca cotidiana

que ingresa por cualquier ventana

donde el sol se olvidó brillar.

La tenaz lucha insuficiente

instintiva actitud suicida

quizás no sean mías,

ni el conjunto de soluciones

ni el acelerador de partículas

de imágenes ajenas,

quizás se olvidó el sol brillar

a  orillas del mar


y en la mesa de cenas servidas.

En busqueda

Te he de buscar

en juegos sin tregua

de  jardín de infantes.           


Como un hallazgo

posible de felicidad

te he de buscar.

Donde se haya olvidado

desde siempre

la funesta idea

de la razón conveniente,

del crimen

de dedos longevos ,

de lenguas de fuego,

de descuidos adrede,
de gritos en silencio

de otro crimen permitido.

Cuanto bueno perdemos

en el cada día

de nuestra historia

que se repite una y otra

a la mitad del barranco.


Te he de buscar

en ningún kit

de ningún paquete,

de ninguna oferta,

en ningún basurero

de  imposible reciclaje

de supermercados transgénicos,

en ninguna abyección

de ningún sistema.
 

Hay algo en esta búsqueda

que no se conforma


ni está conformado.

Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...