miércoles, 30 de abril de 2014

Al otro lado del ocaso




No voy a contar lo peor 

ni disfrazar lo mejor,


tu naturaleza es mi esencia


perfil de coral que se pinten los versos


las hojas no están en blanco


somos quienes aun creemos 


y creando vivimos por amor


no hay principio ni final 


solo lo que quieras ir descubriendo


nos bebemos un café 


para mermar el frío,


las fascinación  del fuego está


en el calor de nuestros leños,


somos de la misma fuente

tu sol es mio, mi cielo tuyo


la luna es nuestra, mas allá 


de las estrellas y aquí tan cerca


no hay confín ni artificios


desde tu latitud y yo de la mía 


somos valientes al amanecer


y  respiramos  vida


aunque nos lo quieran vender,

tu también tienes que ver 

con esmero la marea


que nos devolverá a la fuente,

con el viento vaga el susurro

de los silencios cadenciosos

sentir lo que tenga que ser

que nos junta en el crepúsculo

de las conciencias.   























lunes, 28 de abril de 2014

De vez en cuando la vida

                                                            





De vez en cuando la vida

invade con esos acordes

que sustentan una vieja canción

en castellano o catalán

en español dice la moza

y me devuelven algo de pasado, 

seca una lágrima preñada

de recuerdos y una catarata

de ilusiones inunda el valle,

en algunos momentos

no viene mal estar solo

cuando hay avenencias

entre tu deseo y mi estima,

digamos, nunca será

demasiado tiempo para

reflexionar y pensar en ti,

aprovecho el tenue atisbo

de la lisonjera luna,

el pasteurizado viento

que se cuela por una abertura  

y la riña que se produjo en mi mente

mientras en ella andabas

recitando con holgura cariños,

para escribirte algunas hileras

con el fin de devolverte

algún contagio que adquirí

cuando irrumpí en tu vida

un día cualquiera.

Me contagiaste el entusiasmo

de amistad generosa,

de tantos versos que vienen

y van  en el espectro infrarrojo,

me contagiaste  tus ganas

por vivir y repartir vida

sin respuestas o  preguntas,

me diste amor y me apoderé

de los cielos, de las esquinas,

de las calles oscuras, del sol

de las ramas que dibujan la ventana,

del espacio que reservabas

para alguien que ¡por qué

tendría que ser yo!

no podía ser, y finalmente soy

asombro por asombro

amor por amor

día por día.





viernes, 25 de abril de 2014

Mi casa y mi destierro





Ni tan adelante que me rechacen

ni tan atrás que me olviden,

con luz se escribió la historia del universo,

¿con qué se escribieron mis versos

con la esclavitud de los instintos

o con la libertad del alma?

Fui la chispa que encendió el carbón

y recreó siluetas con un haz

y con el agua apagó las ardientes llamas,

o simplemente acontece

que no soy solo

una imagen tridimensional

de todos los átomos

precisamente juntos

evidenciando las propiedades de los fotones

tan ajeno a mis intenciones

tan lejano a mis planes.

Esta es mi casa y mi destierro

¡cómo se prolonga esta vida

entre cemento y fierro!

Sueños de enlaces covalentes

de estructuras subatómicas,

¿Cuál es la moral de la robótica?

la vida sin amor, sin árbol,

sin sueños, sin espíritu,

es como la muerte sin Dios.  





Huesos púrpuras

Mujer tu nombre es el amor, rosa de fuego en la noche gélida de los andes, mi necesidad un cuerpo  que descubre sus misterios,  eres ...