miércoles, 26 de noviembre de 2014

Fruta prendada








En medio del jardín




cada uno es capaz




de reforzar su reflejo




y sus sombras.




Frente a mí, entre las ramas




lentamente te conviertes en fruto,




el ciprés rodea con aplausos,



fue simple que subieses desde la raiz




hasta los lóbulos memoriosos,




con la tonada de savia,




y el flujo de tu canto,




de ese que curva el universo.




No sé que harás esta noche en mi nombre,



vuela un zorzal  pronunciando el tuyo,



huelo el barro detallado de tus manos,



flor balsámica, segmento de cielo.



Un resplandor azulino zarpa del arroyo,




se acerca discreto pero se junta,




sol tierra, linfa firmamento,



añade el gusto y la ternura,



un susurro vuela, circunda,




se alza y abraza;




no es un abrigo pero da cobijo,




señal sazonada en la espesura, 



mi sed te bebe, se llena de tu esencia,




beso que se eleva desde el barro,



mirada de fruta prendada



disfruto la resonancia de tus dedos




cuando rozan mi piel y encienden el día.

























martes, 25 de noviembre de 2014

Viene como va





Pueden haber mas de cien millones


de razones oscuras entre un astro y otro,


claro, esto a la velocidad de la luz.


Puedo decir que todo está lejos,


y lo tomo como bebo

el calostro del seno,

como tomo de una boca ajena.


como es que doy los pasos,


y consigo continuar.
 
Que no se ondule tu perfil en la arena,


azul mar, azul mio, audaz desafío,

ni se pinte un espejismo de mi sed,

que no vuelen tus palabras con el viento,


ni me dejes sin tocar tu piel.


Aprender a conocer las lejanías


fue la técnica de registrar lo cercano,

de ver con mis ojos y en los tuyos

como lo distante se acerca,

inexorablemente viene como va.






 



























lunes, 24 de noviembre de 2014

Bravío
















De todas las estrellas contempladas,



flotantes, patentadas




en el tiempo, en el espacio




esferas díafanas,  caladas,




serpenteantes, desiguales,



registrada en el tacto



recibido y dado,




preferí a la que amaba,




la de la grada intocable,




la del cuerpo unitario




indagado, perseguido,



directriz de su viaje,



surcadora del oleaje,




en ella hay un silencio




coincidente,




y un latido audible



explorable,



de todos los presentes de la tierra



me decidí por su corazón bravío.







































sábado, 22 de noviembre de 2014

Iremos viendo

























La luz gira convertida en flor,






el prodigio se representa en tus ojos,






rotas encarnada en brote,                    






no podré dejarte, titubeo, te miro.






hoy los términos son alas al cielo,







y picaporte hacia el abismo,






tengo tus paisajes y el alma con espasmos,






un Picasso de espaldas,






a ti sentadita en la hierba,






con tu peso vitalicio.






La luz se vuelve flor en tu boca,






me coges con la misma fuerza






entre tus labios, tus brazos y tus piernas,






el cuadro se torna tela,







en la que seguimos tejiendo,






como ves todo lo que hay es iremos viendo.






Yo te amo a veces en gotas,






y en otras simplemente te amo,






hay días que produzco en lo distante,






y no es fácil hacerlo en lo invisible,






como ves, cambiamos lo extraordinario    






en simple y lo simple en amor.







                                                                 
































viernes, 21 de noviembre de 2014

Lo que traes contigo




Aveces el calor es intenso,

azulino jacarandá

que desde las entrañas me canta,

aquella canción de madera,


que dura lo que una estrella fugaz,

que se extiende lo que un suspiro,

y otras es de noche, nublada,


como lo es ahora,


de las dos formas es la vida.


La palabra una argucia del silencio

el frío del fuego,

la oscuridad del día.

¿cual es la soledad perfecta?

¿y la enmienda exacta?

¿qué de otra manera, es lo mismo?

Para empezar a amarte, te amo,


conozco de mi, lo que pienso,

lo que siento eres tú,

¿vamos a formatear el infinito?


pero primero lo reiniciamos,


tu en mis ojos, yo en los tuyos,


¿rompemos formas y contenidos,


por un poco de libertad?

quebramos las normas, yo aquí

y tu allá, querida mia,


para no oprimirnos,


para no partir de amarte jámas,


a ti y a lo que traes contigo. 


 


   





















miércoles, 19 de noviembre de 2014

Marinero de tus aguas







Si, este tu peruanito,

te ama, sin mas que sentir, lo hace,

cuando el silencio está inerte,

y el fino cristal llueve de madrugada.

Extiendo mis brazos


para recibir tu apremio,

nunca mas oportuno, jamás tan necesario,

mi extremo primaveral que puede ser otoño

cobrizo,  floreciente, maracuyá

te dibuja, te escribe, te acepta,

luz de mis profundos proyectos,

un trazo tuyo bastará en las olas,

en lo improvisto, en la inmersión.

Quiero tu azulado mar,


imagen de mis sueños,

tus besos de tierra,

en mis pasos de hombre,

démosle sentido al universo,

Ojos en los pies apenas sumergidos

en el esplendor poniente,

o en la breve niñez,

entrega tus dedos prófugos,

tus manos de pulpa de chirimoya,

tus cabellos circulantes reducidos.

Veo arder en el manantial

transparente, intacto,

tu talle de lumbre, de brasas,

mujer mía de los bosques otoñales,

entre tanta vida ninguna traslada tus latidos,

ni tu mirada de sazón.

De la totalidad eres una

y concisa fuente que irriga mi vida,

hoy, desde temprano y para siempre,


navego, marinero de tus aguas

ordenadas en femenino.
















Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...