viernes, 31 de julio de 2015

Luz desde el fuego



Eres mi casa de agua,

salpicada con pecas de tierra.

Sucede que no hay medida

para calcular todo 

lo que se convierte en  posible.

Eres la respuesta de: ¿a dónde vamos 

juntos?  La fe en el hombre,

armonía para mis ojos

de papilas gustativas,

edificando con sangre

el derecho a ser libres,

floreciente respiración de oleaje,

pan en gotas de lluvia

el vaho que desocupa hastíos.

La consecuencia de una visión

liberada de palabras,

dulce contradicción 

entre el pasado y el presente,

fuente vigorosa

luz desde el fuego

al duro amor, dóciles  

manos puras, reconozco

el viento en los hilos de tu pelo,

y el rumor sin gracia en la ciudad

desierta, inmóvil, en mi tétricra cultura

de cautivo, no se disfraza 

la pobreza en moda.

Raudal de razón y desvarío,

aguacero para mi alma

que retoña hacia la inmensidad

con las caricias esenciales,

flujo de sol para mis labios,

eres el sostén de mi masa humana

en camino a la salida.









 




miércoles, 29 de julio de 2015

Luna de julio



Reviste la claridad del día 

despejado con su aroma.

Existe con la conciencia

de ser la conciencia que existe.

Cuantas veces te amé. Suponiendo

que eras como brote nocturno.

Tupe el tiempo con sus cabellos.

El niño adivina que lo aman,

a la luz de la luna de julio

todo lo mío te doy. Porque; 

dar es algo tan grato,

tan suave, tan gradual. Y sutil;

palpo su boca con mi indice

de greda volátil. Entornada 

se sostiene sola en el aire.

Se agita. Por todas partes,

roces que ruedan, se disipan,

muy terso, muy tersa.

Las manos andan solas.

Sin palabras, las manos son elocuentes.

El olor del pan horneado en la tarde,

es como ella misma

fresca, libre, crocante.

Aún el cielo es azul 

cuando miro hacia afuera,

cuando el cielo me mira

la oportunidad se encuentra.

Cómo es que me encuentro 

en su cintura de bosque de fuego,

el viento me gusta 

cuando a las hojas se lleva

cuando al fuego aviva,

ella es como el viento.




















  













sábado, 25 de julio de 2015

Caballo áureo



En aquella realidad incorporada e inventada

en el sol de las olas que mojan,

donde aparecen todas las peculiaridades

y colores en la cerca interior de los ojos cerrados,

las noches se montan en mi mano,

trota un caballo áureo bajo la lluvia,

el amor no deja de ser un milagro

antepuesta al dorso de los párpados inmóviles

la pupila sigue el trote de la filosofía

sobrepuesta a una lámpara desnuda,

cada vez que un secreto es liberado

nos liberamos con él, ruma del tiempo,

trigo cegado por los dientes de la media luna
 
este invierno es una segunda primavera

donde cada rama sin hojas es una flor,

pétalos con aroma de rígida franqueza,

en la revuelta nace la conciencia

como la mañana rubia y despeinada,

hermosa como el viento frío inventado en el sur,

panóramica playa con oleaje de labios

que se duremen y despiertan con tu nombre,

en el borde de mi boca la tuya fresca

como las fresas bañadas en la miel del comienzo,

amor he calculado tu cuerpo

con mi corazón que se sabe flexionar,

capto lo que tanteo, lo que se me soporta,

amor el oceano no tiene tus cinturas

en su ir y venir eterno, ni en su andar,

ni en su textura tu piel limpia,

ni en su sal tus besos que esbozan el alma.

 

  








 

 

 

 

 

martes, 21 de julio de 2015

Corolario



Te amo cuando te apropias de la calle tal,

de tal esquina, del cielo y los cafés,

del sol, de las sombras y sus noches,

de los rasguños y las piedras,

cuando es tuya el agua que varía de vestido,

de canto, de rostro que emigra con los días,

que cambia en el subsuelo del alma,

y a párpados cerrados indagas el placer

mudando de la amistad

al amor que es compartirlo todo.


my pretty woman and your dear lord,

have taken a drink the night,

with the thirst of your waists

in our lips your heart seem so overflowing.

Te amo cuando ves en mis ojos

el rumbo que cojo para constituirte en mi,

deliberadamente tomados de las manos

hacemos del barro vida,

te amo una noche de invierno, de julio

de subasta, de amigos, de corolarios,

con vientos que equilibran el rubio vuelo,

transformándonos en el primer lector del otro,

te amo cuando amas al peatón que abstraido 

se marcha a darse a su destino,

con la venta abierta y las cuerdas sonando.

Cómo cambias las cosas y las cosas me cambian.

Te amo cuando tomamos el camino

de vuelta a casa y nos invade esa tranquilidad

de saber que viene despues de cada vértice,

de cada faro, de cada asiento en cada bus,

despues de cada quiosco donde te recreas,

y sientes el libre cariño que surge de ser dos.


























sábado, 18 de julio de 2015

Redes de Plata



La luna tiende sus redes de plata

sobre el argumento de cosmos que eres,

mientras los dedos crecen

incontenible hacia los cielos,

por las manos, los brazos,

el rostro astral palpitante,

sobre la piel que contiene al universo,

a la creación diáfan que se transmite,

camino y lluvia de meteoritos

sinfonia de cometas,

Desde el firmamento nocturno

(donde nada es mas claro

que el aliento de miel incandescente

prolongados por los hilos dorados

que corona la geografía 

de los sueños profundos)

cada estrella me ve con tus ojos

y la humedad derrotada

cae por su propio peso,

con amplia y propia mirada,

tersamente se vence el alba

ante el poder de la ceñida esencia,

boca de sol, río de vida,

gracias a tu amor 

que no pregunta de que manera,
  
mas despliega sus párpados

para abarcar la magnitud de mis anhelos,

haciendo victorias de pérdidas,

cambiando amistad por amor y viceversa,

trocando la fuerza por cariño.

Hoy te amo de una forma 

que ni tu ni yo conocemos 

aunque tenemos un indicio;

tu y yo y el universo


sin envolvernos en nuestras presencias,

acepto que sucede con frecuencia,

te amo de una forma 

que ni tu y yo conocemos.

 

  





 

 



 

 








jueves, 16 de julio de 2015

Si de hoy nos viene otro día



Sí de hoy nos viene otro día,

fragmento del universo que amo

te beberé en mis brazos,

mientras con las miradas

nos clavamos el alma,

fabricaré con tu voz 

que me toca

un hilo indestructible

que me una a tu talle amor.

Mujer amo como soy contigo,

intrínseco, ileso, digno,

esas sustancias de mí mismo

que he salvado para regar

el albedrío de tus caderas,

para desafiar al tiempo

y silenciarme en el espacio,

de esa paz que albergas.

En tus manos y en las mías

hay el corazón de ambos

y toda la tierra propalándose

en tus ojos sin maniobras

donde está la luz que sujeto,

si de hoy nos viene otro día

y nuestra piel palpita

cuando transitamos la lumbre

sellando a besos la vida,

entonces podré decir 

que todo valió la pena

amar para estar vivo en tu gemido.






























 



  

  


martes, 14 de julio de 2015

Mujer cuántica





Por encima de la casualidad,

las nubes viajan,

al sol esconden,

sangre de vetustas plegarias,

el amor aunque duele,

aunque todo lo agita

es lo mejor que existe.

Para sorpresa de ambos

el manzano floreció y 

el gatito perdido regresa

a maullar sobre el muro,

para que me escuches tú,

el universo entero y

mis oidos se afinan 

con tu voz,

tu albedrío es tan hermoso

que no puede 

ponerse en palabras,

sino de par en par 

mis alas al viento, 

cuán suficiente 

para mi vida tu torso
 
que escala  yema a yema

por mis manos calientes,
 
dulce, el paraiso tiene 

el sabor de tus labios,

allí en ese instante 

el mundo nace

entre fluídos ciegos 

y tus manos blancas,

mujer cuántica, 

mía y tuya 

en una sola variable,

vinculando en el contacto 

dos fantasías,

mujer, en tu existencia 

se resume el amor,

y cuán minúslcula es la mía.





























 










sábado, 11 de julio de 2015

Godecias







Me arrojaré a tus olas                                             

brazos del momento

océano de mercurio,

(como el sol a la mañana)

un instante del que ya

guardo memoria;

amor, camino guiado,

palabras de mujer,

gratuita estás, del mismo modo
 
que la luna en el horizonte,

hay algo en ella, en su mirada

que siento sus besos de alba

donde se agrieta la tierra

y desemboca la espera,

y justo eso es lo que amo,

 para que no sea locura,

sin  finalidad ni cura.
La representación de algo,

aunque esa pizca sea sólo 

mi concepto y mi pulso,

amor mío estamos juntos,

como el brinco del niño
 
en las laderas del silencio,

juntos sí, amando como se puede,

desde las prendas a los frutos,

amistad con voz de confianza

y momentos eróticos de agua,

para mi la pulpa es pecho,

y la espina dorsal caderas,

no soy pescador de mares aquietados

amor no podemos ser dos,

si en mi díástole te contraes,

y en mi sístole dilatas el tiempo,

nosotros somos abrigo

orientando a las godecias.
























 



 

viernes, 10 de julio de 2015

De avena



Enamorado 

de su manera de amar,

parece que hoy

el sol abdicó 

en su cabellera

para mostrarme

cómo es el mundo

en su porte de ofrenda

mi naturaleza te ahonda,
 
( y es agradable que suceda)

hasta que el agua sean formas

y colores en las flores,

el efecto retoza 

en la realidad de la saliva,

todo cuanto puedo decir 

está hecho de espuma

que tapó mi boca

que aguardó lo que supiste,

hermosa como una hoja


en el aire, no comprendo

otra capacidad

que no sea amarte,

sustancia de piel, de avena,

oh pechos de miel,

oh mirada de destierro,
 
en su garbo

cabalgo en círculos el tiempo,

su manera silvestre,

ingenio por toda gracia.

Tengo sed, voluntad ilimitada,

tu fuego nutre la vida,

sé como es que amas

y como te estoy amando.


















                                                                                    













miércoles, 8 de julio de 2015

Clamores y sucesos



Con la puntería de mis latidos

me acerco a la conciencia

de no ser quien espera.

La oscuridad que examiné

ya no me concierne.

Salvajemente existo

en la punta de mis dedos,

con los que arrebato amaneceres,

que te aman 

como cuentan los poemas,

pero también bárbaramente,

de una manera tremenda e indomable, 

injustificada, atropelladamente confusa,


con la ligereza fiera del olfato,

sin tesis ni antítesis

sin pedir nada a cambio,

tramando en contra

de los vertiginosos

y claros ojos del destino,

te aman con instintivo reflejo

con el pulso e impulso lastimero

imprudente y desenvuelto,

transformando la realidad

en el clón de uno mismo,

abzurdamente sin pan, sin agua

y con todas las dudas

como deudas,

a las que le añado

aquellos actos que son 

un constante

careo con la muerte.

Salvajemente existo

en las grietas de mis labios

en las miradas equívocas,

en mis pasos despoblados, 

en el frío invierno intolerante,

en los golpes que nos damos

en los fondos que acaricio,

en el aire que reclamo 

dos veces cada cuatro segundos,
 
en la punta de mis dedos,

con los que arrebato amaneceres,

que te aman como cuentan los poemas,

pero también con clamores hacia el cielo

sumergiendo el alma en los ajustes

donde se recarga la alegría,

para ser hechos en la tierra.













                                                            









 

                                                                                                 

 







jueves, 2 de julio de 2015

Pajarito de cristal



Colibrí, hermoso colibrí,

pajarito de cristal.                                                                                                       

El día despunta con aroma hiriente,                                                             


con esa energía plomiza,

filtrando la sangre del amanecer

por todos los lados.

Sí no fuera porque de niño

extendía las alas como brazos

y descubría la alegría

de aletear en la inmesidad azul,

sin reflexiones estériles, 

sin mancillar el día,

extraviado por los rincones de la tierra,

sumergido, arrojado al vacío,

indefenso de tú mirada

sin mas preservantes

que tu prolongada sensatez,

si no fuera porque de niño

con mis manos acorralé

el elevado vuelo, agujereando

la claridad con la que tus ojos

iluminan el mundo,

con los que se hilan 

los bordes del tiempo,

donde nos damos de signos

con dedos, alas y vuelos

pecho de corazón tornasolado

con la temperatura de tu color 

asciendo, desciendo, planeo

me detengo ante tu boca de flor

para vencer lo invencible,

para piar la tarde con un trino,

y salpicar de la garúa que soy

en cada grada de tú trayecto

con el que te elevas 

hasta el desvestido cielo,

aseando el universo,

en contorsiones y sudores,

si no fuera porque de niño

quise ser un colibrí

montado en vuelo,

no sabría multiplicar los pigmentos

con el dulce sabor, flor amplia,

que fuiste, que eres, 

si no fuera porque de niño

conocí la alegría de ser

alas, viento, inocencia,

hoy no sabría preservarte flor

amplia del campo, fruta diáfana,

ni supiera danzar en la altitud

con rapidez y sosiego,

con lo que se alza en mi

y demuestra la fórmula 

nómada de mis alas,

con las que abrazo

la luz del espacio que habito

en ti existe el infinito

y en mi vuelo de colibrí.









 




                                                                            


 









 









 







 

 









Huesos púrpuras

Mujer tu nombre es el amor, rosa de fuego en la noche gélida de los andes, mi necesidad un cuerpo  que descubre sus misterios,  eres ...