viernes, 30 de diciembre de 2016

Aliento invencible


 

Sobreviene un confín a otro confín,
el reflejo amarilla la cabeza fémina,
un halo auroral mezcla la tierra y el cielo,
el universo no se rinde de dar flores,
piedras, árboles, raices,
tierra, origen de todos,
regazo de mis ternuras y tempestades,
ella conoce los dolores de parto
y nos revela como aflora un beso,
el idioma que mejor habla es el gesto,
yo veo con claridad su música, 
el amor se guisa en recipientes de barro,
su danza es una plegaria,
trigal mecido un poco antes del alba,
mujer, elevando la honra de la especie,
logrando del empeño, aire, agua,
el frío se agrieta con sus labios
reforma todo cuanto discurro,
sé que es seguridad para la malva,
para todo cuanto habita la franja,
mis venas dragan nogales incontenibles,
sé que mi vida se salva en su boca
sé que es una mano mas cerca de la verdad,
conozco su legado de mares y orillas,
y la magia con que de voces 
hace aliento invencible. 




martes, 27 de diciembre de 2016

Fiesta de la tierra





Sin tu amor
sería lo que revuelca 
el mundo en sus relaves,
en sus calles sin salida,
en la vorágine de consumo,
sin tu corazón en calma
no habría manera de vulnerarlo.
Oh criatura,
en ti festeja la tierra
todos sus alcances,
ocupas cuanto hay
con frutos de la última lluvia
desprendidos del alba
de tus ojos que me reponen
de la última sequía,
flor del jardín entero
despojaste el bagaje inútil
de las sangres de antiguos
pedidos con garganta 
de trinos libres 
para heredarnos la vida,
signo que prueba mi boca
cuando preparas
el alba en punto,   
trastocando con tu alma
el precio que me asignan.
Hay quienes renuncian al bosque
desde sus cómodas ventanas,
aun cuando la falta de oxígeno
los asfixia y conmina.
pero tú, techo del sin casa,
pan del hambriento,
agua para la sed mas punzante,
has pelado con tus manos
la noche para sentir el día,
dulce guanabana,
encariñados brazos
apretando mi alma,
oh criatura sublime
pigmento de mis versos,
voy desentrañando
el encanto de tu amor.  




 




sábado, 24 de diciembre de 2016

De mi para ella



Alza los ojos de miel
y el aire le hace caso,
corre raudo a despertar
colores, aspectos,
induce la energía,
lo que aflora de la tierra
y perdura, verbo 
en cuya progresión
aclara y se tuesta 
el molde de pan,
ebulle del agua café,
ella no simula vivir
ni se ausenta de mi
cuando se aleja,
acepta el amor
de mis entrañas.
De su interior fluye
el agua de todos los ríos
que se vierten
en mi felicidad ingenua,
el viento canta
en sus cabellos y
el cielo se estrella
sobre sus pies de tierra firme
y sus venas de esperanza.









jueves, 22 de diciembre de 2016

Yogurt auroral



Tomo 
yogurt auroral
con hojuelas 
y trigo atómico,
la inmortalidad 
se extiende
un instante
para acariciarnos
los ojos sin susto
al declive,
lo inagotable
persiste.

Quepo en el molde 
de tus manos
piel índiga
aroma mágico,
siente en tus palmas 
como se combina 
la luz en la carne,
como se desviste 
lo desnudo,
iniciativa 
de la naturaleza.
Que en las mías 
tu imagen
no es el tiempo 
en otra parte,
sauco donde
se retienen tus ojos,
grito del corazón,
ternura militante,
he palpado el aire
de tus venas errantes,
picoteo nectar a tus labios,
copio tu elevado origen,
talle de horizonte
hálito fresco del atardecer,
entrelazados 
en el susurro
de las alas del campo
mas de un poema surgió,
entre linfa y querer
fundé mi canto
entre los dos 
para que nadie 
los alcance, 
siente la vida, 
en sí todo está vivo.



















 

martes, 20 de diciembre de 2016

Aires



Aires del pretérito 2016.
inhalo ingenuidad avezada
y exhalo el cielo sin ángeles
soy el verano reverberando
las playas mas íntimas,
toco nuestra tierra sembrada
de cosas buenas,
admito las grietas de mi esencia
y la teoría de las cuerdas,
mis venas llevan 
voz a mis manos
y conducen 
los buenos días de tus ojos,
existo en la llama que acarreas
tienen remos de horizonte
en cada dendrita de mi alma
amor, no recurro a ti inútil,
mutilado, ideologizado, 
contengo en el corazón la lid,
la resistencia es mi fruto 
intrínseco, jugoso,
mi paisaje no es lo urgente,
es en todo caso lo importante,
presto en el contorno 
que me define
me se a la mitad de camino
entre mi gusto y la verdad,
mi palabra es el roce
de las hojas al viento,
oh, en el firmamento
rescato cada noche
al percibir el sabor
del itinerario de tus manos
en cada abertura del suspiro
entre el suelo rectilineo 
y tu jornada que me colma. 










domingo, 18 de diciembre de 2016

Mujer, en ti.


Mujer en ti 
se oxigena
el océano mas profundo,
los astros 
brotan de tus arterias
para encender 
la noche mas larga,
contienes en las manos
lo preferible del presente,
en ti los campos 
se mojan,
para abrir las flores
a tiempo y a destiempo,
como cada mañana
el clamor tuvo un respiro
en tu piel 
miga de nación, 
sabor de paisaje,
el verbo vivir
se conjuga hasta en el mas
recóndito rincón del universo,
el polvo se admira 
de la señal que sustentas,
danza en la superficie
con sigilosa armonía
la piedra que expira,
mientras una melodía
se desata de tu pelo,
luz inmortal
que descarga entusiasmo
y ocupa mi boca
con la voz que te nombra.
Mujer,  en ti
las puestas de sol
son rayos de sangre
que sin saberlo
nos ha esperado.


                             Estos versos son para Martha y para las mujeres como ella







viernes, 16 de diciembre de 2016

Sonrisa de menta



El amor se ocupa
de vigorizar la tierra,
rasgos de agua,
erijo con galopes
y arpegios de sol
el momento,
ella sonríe con sonrisa de menta,
viene vestida con luz,
que propaga por los rincones
con rapidez, 
planta un limonero
en los surcos de sus manos
y lo fertiliza con su alegría,
el cielo no solo contiene
nubes y satélites
sino también
la algarabía del aire
que respiramos,
para prodigios y poemas nuevos
ha abierto el día
con sus ojos de verano,
flor púrpura del jardín
con pies de blues
y olor de playa 
cuando las gaviotas
enrumban hacia mar adentro
mar adentro, mar adentro
y las olas se allanan,
lo que falta lo sé
enmudecer como piedra.






 




miércoles, 14 de diciembre de 2016

Renacer


Escapa la noche
de destierros dfanos,
Surge lumínico el día
con su energía cósmica,
desde lo alto purifica, 
el olor a todos los trinos
pesa la gravedad,
desde un par de ojos vivos
filtra el amanecer
y lucha su hambre
con una mano mas cerca
de la verdad.

Está tan próxima,
que la jornada se le parece,
se le semeja con su prudencia
del tiempo inexacto,
sus labios agrietan el vacío,
ella no inventa, pare los besos,
como los ríos las desembocaduras
vestidas de lirios de campo,
en la tierra se aloja la belleza,
la luz parte de sus entrañas,
y de sus dedos el fuego,
siento clarividencia,
incendio bajo la piel,
la confianza brota de sus manos,
es todo lo que acarrea,
aparte de aclarar el llanto en lágrimas,
el futuro es agua.

Está tan próxima
que logro alcanzar sus oídos
tiempo de flores,
sus escudos de rocío de luna 
llevan los indicios de la vida plena
mi alma tiene un espacio
donde cobijarse
y yo donde renazco,
qué es el amor sino tú.




 







 
 






domingo, 4 de diciembre de 2016

Geranios y Jacarandás



Cuando 
desde el fresco rocío 
de geranios y jacarandás
se desprende 
un clamor volante
a la cercanía del sol.
Cuando 
por poco es día
y un reflejo áureo 
surca
entre las orillas 
de los intentos terracotas 
y tú 
que te esparces
mas allá del horizonte.
Cuando en ambos bordes
continúan evidenciándose 
los aspectos,
y se va limpiando el agua 
de la noche.
Que acogedor el silencio
de lo ignorado e incierto,
la voz oscila en mi cuello,
guardarse para si el canto
y palpar el impacto del tiempo
en el crujido del agua,
dilatarse hasta corresponder
a la presencia de mi cuerpo,
ascienden tus ojos
como al aire se lanzan 
las golondrinas,
hoy te porto en mi boca,
de muchas maneras,
mira como los pétalos azules
emulan el cielo,
y los eucaliptos se agazapan 
para arrojar el frescor
verde de su fronda,
mira como la niña, el niño,
se sujetan raudos,
brincan a lo recóndito,
como aguacero
en el amor se desatan,
y abren las grietas de los rastros,
con manos acompasadas 
trenzan corazones 
que traspasan el futuro,
y beso tu boca de universo.


 
 
 
 
 
 

 

 






miércoles, 30 de noviembre de 2016

Prodigio


Respiro, oh esplendor de la vida
la claridad celeste de tu boca
entre los cipreses verdes del alba
y el río del instante en el que estoy,
en ti se apilan las fresas y los jazmines,
el beneficio de la vid
y la voz violeta,
trópico del mundo,
tu boca es tan limpia
como el cielo recién lavado
como las lágrimas de un bebe
en pos de sus mamas,
allí nazco cada mañana,
de ti se levantaron
los sonidos de los pájaros,
trinos, aleteos, libertad 
y culminan las noches
semilla de piel con la que oigo,
dejaste caer la suavidad del durazno
sobre mi corazón 
y  cada rincón de la tierra
se enciende de tus ojos,
Devoraste la distancia
el tiempo, todo en ti es logro
con miel en la mirada,
se abrieron todos los colores
en toda forma de pétalos,
en ti alojaste el interminable cariño
para que en tus brazos lo sintiera,
fruta, saciedad, abundancia,
eres el prodigio
que me incluye en el cosmos
de tu sustancia, 
entonces disfruto de la emoción
de viajar por el universo. 



 
 


 
 

domingo, 20 de noviembre de 2016

Brío


Carece de pasado
irreparable,
el ahora llano
me confía la vida
en una mirada tuya,
agujereo la noche
para coger el alba
en tus manos,
el brío se alimenta
en ellas, 
así amanece con los
primeros destellos
bombeados en mis venas
por ti mujer.

Mi corazón a dos dedos
del cielo que gotea
todos los colores,
en tu boca se defiende
la alegría, los besos, 
los versos, primero fue la noche
luego los aromas fuertes
de las flores esparcidas
por aleteos celestes,
caudal de música
que tiemblan en mis brazos,
tus labios me han tocado
desde todos los caminos
de tus dedos blancos, 
esencia de madera,
conozco cada linea de tu palma,
semillas en vuelo
tierra fecunda que me habita sembrada de persistencia,
sólo tu amor libera.











jueves, 10 de noviembre de 2016

Noviembre inmortal


Con un bálsamo de melodías
se aromatiza la cadencia,
en ella se define la ternura,
saludo de pie a la alegría
que hace mi noviembre inmortal.
 
No existe destello mas puro
en este cause donde la tarde
se arroja lenta al final del día
que la manera celeste en que respira.

En tí está plantado
mi hoy infinito de estrellas
mi boca que incendia y pide
mi agua con sal y arena,
las palabras que callo y exudo.

Me equilibra la tierra 
de la que está hecha,
que me coja las manos y me beba
con su piel de jornada,
inagotable andurriega
de alas por los cielos.
























lunes, 7 de noviembre de 2016

Luciérnaga de mi alma


Con las chispas 
de tus dedos,
libres de toda argucia
y tu lengua miel
de flor de arándano,
pan de mi boca,
de mi trova,
si, con las chispas 
de tus dedos
se enciende 
la cima de la colina,
alcanzo a ver los tulipanes
y tu torso intenso
me alza en ruta
a la confianza,
paisaje de transigencia,
eres un indicio claro
hacia el futuro,
beso perenne
sobre mis labios
piel cuarzo rosa, ráfaga
de linfa que se desboca
en mi garganta,
que tal si te quedas aquí,
descubriéndome
los misterios de las estrellas,
destapando el velo
de la luna,
dichosa luciérnaga
de mi alma,
redoble de mi corazón,
ambos componemos
la sangre del aire, 
el sabor del agua,
la huella de la greda
con olor a café
no sucede nadie
que no seas tú,
pinta con el pincel
de tu corazón,
mi anhelo
y mi carne que pugna,
que brinca desde el tajo
de la tierra canela.


                                        Imagen de la red



 


jueves, 3 de noviembre de 2016

Me tengo


En Chacla
los intensos rayos 
del sol de noviembre,
caen perpendiculares,
soy el mismo big bang,
que se expande
al infinito,
con menos pelos que ayer, 
un hombre constante
como el borde del océano,
relieve del viajero,
mientras alguien va hacia ti.

Los pichones con el pico
recién pintado escarban 
el viento para sembrar sus trinos,
yo me tengo
en unos ojos 
ampliamente niños
mientras alguien va hacia ti.

Hoy es uno de esos días
en que nunca se muere,
se entreabre la tierra
para emerger como un tallo
de luz verde y de vuelo,
el silencio ronronea y zumba
como el aleteo picaflor,
mientras alguien va hacia ti.

Alguien con voz de agua,
que me coge del cuello 
y arrulla,
en tus ojos me inserto a la tierra,
a las hierbas y madera húmeda,
tu café es dulce con miel,
allí está mi origen, 
en medio de los helechos,
todo nuestro es,
gotea su perfume,
avanzo y me reconozco tuyo. 

                             Imagen tomada de la red



 




















miércoles, 2 de noviembre de 2016

Acerca tu boca


Canta tu melodía viento
que te inspiro,
acerca a mi tu boca,
relente, y líbrame
de las palabras,
aunque no sea 
merecedor
de tanta humildad,
llega a mi tu boca,
hazlo encima de las calles
dibujadas de ruido,
querido capullo inocente,
la vanidad, la fortuna, el gozo,
no se encuentra en tu sabiduría
al contrario ella los desmienten,
canta luz, en tus manos
es fácil sortear la noche.
Tú concedes amor
y yo nazco en tus aguas,
sé a donde pretenezco,
jugo de la tierra,
fécula, contigo el mundo
rebosa y no importa
cuantas veces se muera,
para descubrir la ternura
hay que colocar las manos 
sobre el prado,
este poema huele a gauyaba
de media mañana,
semilla inmortal,
mi corazón no está
en el bolsillo,
está en mi boca
completa de día.



                             Imagen tomada de la red
 
 
 
 
 




 
 

domingo, 30 de octubre de 2016

Prado de piel desnuda


Bajo desde una higuera,
cuando discurre el zorzal
su música a tu espalda
de flor brotando
al exterior,
bajo desde una higuera
con todos los brazos
y todas las manos 
del mundo,
hasta la calzada
en cuya vera
íntima, 
fructificadora,
brota el trigo mudo 
que llevan a tus pies 
y a los míos a toparse.
Cuando el amor se da
toda especulación 
es mezquina,
corazón, corazón entrega
tu odre de alegría.

Observa como resucita
la tierra, no hay muerte
para ello, 
pulpa de confianza,
cuerpo nuevo,
contra toda predicción
afianza una vez más
el gozo de tu brote,
así acaricia la vida
nuestra ternura,
toda aridez se extingue 
en el olor puntual
de un cruce de miradas,
así nos roza la vida
el los labios, en la mejilla,
en el prado de la piel
desnuda. 





 




 

 
 
 




 
 

jueves, 27 de octubre de 2016

Travesía


Se pueden anegar las palabras
vocal tras consonante,
punto tras coma,
calma tras emoción,
tu orilla greda terracota.
El silencio puede coronar
las cuerdas del violín,
de la guitarra y los tambores,
alrededor de mí la noche habla,
tu margen es sol sostenido mayor.
los colores pueden vestirse
de blanco y negro 
con un rúbrica
intimidante al final
sin disponer de los sonidos del alba,
tu ribera alma de montaña.
Las campanas pueden anunciar:
los sabores se reúnen
en un insípido tazón
ocupado de harapos de vacío,
tu arista una premura del tiempo.
Que transite lo que ha de pasar,
que la oscuridad abra sus 
ventanas de gato,
pero por favor 
no ocultes tus ojos
que la travesía 
es desconocida
y necesita claridad,
necesita flujo celeste.


 


 

miércoles, 26 de octubre de 2016

Sal de la tierra




Mi niñez se exprime
como limón sobre un trozo de atún,
desnudan mis ojos lo recóndito,
encuentro la voz en tu voz,
tus labios en un gesto de generosidad 
descubren los dientes donde
encuentro una chispa del amor inmortal,
siento ser quien soy cuando escribo,
y más cerca de mí los bosquejos,
fluyen de tu mirada incalculables palabras,
oh bosón de higgs hueles a humano
y drapeas mi vida en tu regazo,
creo que ninguno de los dos 
me conoce suficientemente,
crees que soy más
y quepo en una de tus manos,
quisiera que sea la izquierda,
pero eres diestra como el felino
que corre indómito en tu interior,
mujer, cada vez que me tocas
mantienes el equilibrio del universo,
tu corazón camina en mi corazón,
y tus brazos saben a los amplios andes 
bajo un cielo azulino veteado de blanco
por la pluma de un pintor nórdico,
pero tu boca sabe al mismo big bang,
hoy tu amor deshace mi incomunicación,
me hace ver la luz entre una multitud de sombras ,
y me libera de mí mismo,
de mi propia casa ambulante.

Mi niñez tenaz, tolerante, exploradora,
ella se exprime como limón 
en un trozo de mi vida,
me hace muy feliz paladear
las sal de estos días.





 


 
 



  


 

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...