domingo, 31 de enero de 2016

Ramillete



Hoy tu pecho continua
liberándote,
late como el mar,
ola tras ola,
repica prójimo, 
tañe distinguiendo
lo que escapa
de lo que retorna. 
Vienen y van las calles,
arden, suben y bajan,
rastreando el cielo,
latido, verbo,
insistente aguacero.

Ahora tus manos
te siguen soltando,
se extienden, 
despiertas
surcan los aires,
revolotean mi edad,
envenenan al hambre,
son como la justa tierra
todo lo transforma, 
sustenta el horizonte
recién amanecido,
ellas conducen a mis ojos
y a quien duerme.

Tus pies, presente,
al andar se hacen
retozan y tiemblan,
son como el camino
que reciben los tranco,
y nos ponen en ellos,
trasladan el morral
cubiertos de piel íntegra,
emancipan el aliento,
desde aquí hasta allá,
a ritmo de dos cuartos,
corren, danzan,
fieles compañeros 
andurriegos al fin.

El ramillete de tu cuerpo
con su apetito
de recuerdos
rotos y entero,
tiene el claro propósito
de revivir implacablemente.







  


 









 






jueves, 28 de enero de 2016

Beige

Puedes lograr la aurora
e ingerir el destino
de pie en el centro citadino
sobre mis noches despiertas
de color teñido
y sabor beige.

Puedes liderar
mis empresas totales
de instantes transmutados.
Gobernar mi ruta
con discursos
y contemplaciones.
 
Puedes no encontrarme
cuando quieres
administradora de las aguas
viajeras, del tiempo quieto,
del viento locuaz.

Puedes encerrar el horizonte
en un destello voraz,
escalar la montaña
de aves cobrizas
y conjeturas rotatorias,
exigir piedra sobre piedra
donde caen las semillas.

Puedes navegar
sobre los rápidos
de astromelias
y formar arco iris
con la luz de tus ojos
sobre las cascadas de rosas,
penetrar en las sombras
y salir ilesa
reconocer que el amor
no se escribe
se da porque dando 
se recibe. 







 
 

domingo, 24 de enero de 2016

Amplio



Mi corazón se resiste

a ser un músculo involuntario,
y yo a terminar siendo
como creen que uno es.

Él es capaz de labrar
en la tierra un beso
cosechar una esperanza,
y defenderla de la desgracia.

Amplio para formar
de tu piel tersa
una pradera habitada
por grandes adversarios.

Experto en canjear
la rutinaria existencia
por renacer juntos
uno en el sentido del otro.

Apto para entregar amor
aunque esto denote
dejar sin vacío a la muerte
y a la soledad sin aperitivo. 










 


 

 


jueves, 21 de enero de 2016

La vida



Estaba allí
con la barba en remojo
resistiéndose a ser
completamente blanca,
estaba alli, es lo más
preciso y presente.

La sangre transita 
por las venas
con la elocuencia
de una melodía
en la escala mayor de sol,
sostenida, sustentable,
que se propaga 
hasta los espacios
mas secretos del cuerpo
y retorna al corazón
limpia, miel, canto, salida.

Estaba allí
transitado por la muerte,
pretérito pluscuanperfecto,
hasta que le atiné a la vida,
urgido de su voz
color de agua 
que abre el día,
celeste dulce cuando exige,
fogata cuando enfada.

Sí, encontré la vida 
en su mirada que rebosa
profunda armonía,
poseedora de la fuerza
que no tuve
bajo ninguna circunstancia,
en la claridad de los labios
que amamos juntos,
en sus manos de capullo
de luz, de trigo,
una vez mas sobre mi,
brisa marina.

Sí, encontré la vida.
En el temple de sus hechos
canta y de su canto
se constituyen los frutos, 
en su justicia que siempre 
me persigue
e influye en su propia aventura
y en la mía,
remozando versos.
renaciendo lumbre.
Yo colmado de amor 
por el prodigio de estar vivo,
oh tersura que cambió
mi rumbo.

Aquí, es lo más
preciso y presente,
la vida.  




 Imagen en  ténica mixta de Isabel Anchorena


 


 


 



lunes, 18 de enero de 2016

Sangre y destellos


Ingresas con tu firmamento
en mis pupilas sublevadas,
te reconozco con mi cuerpo,
en mi infancia que sabe
a verdad y verano,
modelas el sol de la mañana
entre mangos y piñas,
con tus dedos de migas
pajaritos bulliciosos.
 
Tu corazón cálido
se dilata por mis venas
a sangre y destellos,
otros sabores no hay
en mi casa, en mi sed,
otra figura no alcanza
tu magnitud.
Eres el pan amplio
para todos los estados, 
el pan de la mesa, del plato,
el pan de la mano fértil.
 

Como el sol te logras
por todos los ángulos,
libre cielo donde el tiempo
no alcanza a torcernos,
hueles a la boca de un bebe
recién amamantado,
a las cuencas por donde
he ocurrido,
a la primera lluvia de enero,
te enciendes como la mañana
cuando aspiras,
mujer pueblo, origen,
tu corazón inunda mi causa
con la capacidad del crepúsculo
matutino  


  

lunes, 11 de enero de 2016

Ensayo


Nuestro amor:
Es un pan
para dos necesidades,
unos granznidos restituyéndose
desde alta mar,
un signo 
del persistente origen,
otro argumento bajo el sol,
el aspecto 
que te tomó el sonido,
la fiesta de la sangre
camino a la indulgencia,
un proyecto abierto
en la página treinta y tres,
una exigencia que pide más,
colmar la cabeza
con lo que viene del corazón
y al mismo tiempo
nuestras extremidades
abriendo los ojos,
es la paz interior
más allá de nosotros,
el trigo fresco de la boca,
de la piel, del arenal,
la tersura
con que se cambió el destino,
una confianza,varios caramelos,
el keke de zanahoria pecana
y nueces,
un edén
venciendo sus misterios
en sueco y castellano,
un te dejo frente a tí
oyendo silbar el viento,
mientras te espero dormido,
son flores multicolor
donde todos están prohibidos.

Nuestro amor: 
Es la frangancia
del césped que andamos,
de las rosas que mojamos
es lo que se pretende
mantener vivo,
una noche con dos pares
de luceros y
la inspiración que viene
de fuera,
la propiedad distributiva,
frutos labios de fronda
que canta a todas las cosas,

Nuestro amor es una ida
sin regreso, 
es de dos por ahora,
una pira que alumbra
sus reliquias,
una cuota de invención
una pizca de tormenta,
con rayos y centellas,
lo que se da sin saberlo.
tu pelo en mi mano
en tu mano el ensayo
que destila la uva,
que embriaga. 







  







 


jueves, 7 de enero de 2016

Amor rubí



Hay un mensaje  flotando 
en el espacio,
desde la última campanada
arqueada por el aire
hasta mis manos lloviendo
sobre las teclas,
franjas de agua encendida.

Sobre el muro 
una larga calle
que avanza en el verano,
un reloj de noticias puntuales,
una ventana
que mira al jardín
y otra por donde miro 
al interior del lapso,
aquel que propuso
a nuestras vidas ser cósmicos.

Esto es lo que hay afianzado,
aún que le falte estar afinado,
veinte minutos de razón,
por cuatro trimestres de piernas,
un manojo de intereses
sin comentarios, ni coartadas,
una bocina que avanza hacia el sur,
como si fuera su norte,
un molle de cristal, estrellas
y algunas mentiras,
una minuciosa contabilidad
de la que resultan verdades,
uno que agota mas recursos
sin sentirse mas responsable,
por unirse, dos rompe cabezas, 
distintos como cada tarde,
una bugambilia crepuscular
en el semblante,
un maná de profecías
aumentando por el amor
rubí de tus labios.







 
 

 


 
 
 
 

 
 
 

 
 



domingo, 3 de enero de 2016

Vaticinios


La luz, el agua, la tierra
alcanzaron su mejor fruto 
en tus ojos de mujer tierna,
ese par de signos silenciosos
hablan con voluntad propia
y aclaran el mundo.

Ese par de sencillos vaticinios
que descubren fulgores, lágrimas,
también confianza,
en ellos se aviva el trama del día
y se extingue la complejidad.

Binario, amplio esfuerzo,
de lado a lado
cocinan la noche,
aran con su gracia 
surcos de chirimoya
en mi pecho de rios
y cosechan la verdad del bosques.

Esos ojos de trigo resuelto,
de colibrí al viento,
tienen las páginas de la historia,
espejos  inocentes
de uno mismo y de todo,
ojos de calma, cantores de origen,
no dejes de alumbrar mis versos. 








 

 





 
 

viernes, 1 de enero de 2016

Suspiros naranjas



El cosmos se propaga
a sabe quién dónde,
pero se reduce 
a mis manos
que te cubren
con la necesidad constante,
compañera agua y muerte,
incorporados en cada chispa,
resurrectos en un peldaño
de suspiros naranjas,
noche sangre, íntima misteriosa,
es momento de alzarse
y levantar el rostro
hacia tu nombre
o fallecer en el intento. 
 
Es tu ternura la que adjudica
en mis entrañas los regalos
del amanecer que vive
madrugada tras madruga.

Corta despedida
que ahnela tu boca, mi boca
suspendida de un hilo
de carne ágil con ojos
que se abren con destino,
ay amor, nos reciben 
dos mil dieciseis segundos
de toda una vida mientras
el cosmos se expade
a quién sabe dónde,
pero implosiona en mis manos.










 




 

 



 
 


Al norte del miedo y otras aplicaciones

El mundo se descubre por medio de uno. para hablar de ti es preciso situarse al norte del miedo y otras aplicaciones,  el futuro es un...