martes, 28 de junio de 2016

Tu cuerpo



Te semejas
a toda la tarde,
el sol de Chacla
a la mirada perspicaz.
Tu cuerpo es luz
en medio de la ignorancia,
la ignorancia no es opuesta,
ella filtra la claridad.
Todo es parte de él,
y puedo acariciarte
espina, grano de miel,
novia del arándano,
la fuerza de la tierra
se desprende de ti.

Los tordos se cuelgan
del frío viento
de fines de junio,
y yo de los rayos
de tu fronda fucsia,
abrigas en mi entender
tus violines húmedos, 
vibran al aire seco 
tus pigmentos que albergo,
en mi boca se aloja
tu viña de piel alegre.

Anotado quedó
el rasgo vigorozo
de tu nombre,  
destello de zumo
erigida de polvo y cielo,
continuaré en tu gracia
para reiniciar 
el firmamento.


















domingo, 26 de junio de 2016

Piel e inocencia



Voy mas allá
de ponerme un bocado
en los labios,
límites azules
de ecuaciones celestes,
piel e inocencia,
en este mismo instante,
la puerta que se abre
a la mano,
grieta inexistente
entre ambos,
voy mas allá
de esta media tarde,
huella insondable,
pequeñas manchas
de contagio,
como se parecen
la voz y los besos,
asociados verdes ácidos,
voy aún mas allá,
no tengo margen
solo piernas 
que se dirigen
lejos, muy lejos,
la intemperie
pequeñita,
al interior
una piedra 
ámbar, una rosa
la pureza, el desorden,
frescura o fuego,
cadena acerada,

Voy mas allá
se precipita de todo lado,
no es oportuno
quedarse en casa,
o salir al encuentro,
cuando voy mas allá.

 




















viernes, 24 de junio de 2016

Sueños y agua



Sueños y agua
acompañan
las manos
que nacen de la paz,
como las fresas,
los pies
afloran 
de la tierra,
empapada luz,
senda
de corazones 
humeantes,
comprensión,
iba a decir algo
para que crezca
mientras duermes,
fecundidad,
una lucha los tuvo
trabados,
en un pliegue rojo
del cuerpo,
brega,
el día se fue aclarando,
en relación a la hora,
un retraso.

Desde el jardín interior
del lenguaje,
prefiero una escena 
realista,
de cosechas y frutos,
se abriga
el destino de ser,
camino al objetivo,
estado de continua
devoración,
la dureza de la vida
no carece de belleza,
la belleza de dolor,
el dolor, 
lo que hubiese para otros
habría siempre para él, 
parezco un pequeño
de rodillas,
ante trópicos y elípticas,
un puñado de almendras,
ecos corriendo 
por los rincones,
canto hecho
al ardor 
de uvas y rumores
conserva el instinto
que lo conduce al agua
a los sueños y las manos 
que nacen de la paz.   









martes, 21 de junio de 2016

Energía



Mi energía,
el color de tus prendas,
cuan más íntimas
mas externas,
pétalos de ternuras
cargando el talle
de un cordero,
estrellita vigilante,
en el libro las orillas,
y el límite final,
zumban tambores,
mas allá de lo contiguo,
coplas de una olla
con pimiento y cebolla,
la sangre de la herida
que intento lavar,

Mi energía,
la que regresó de todo,
mi última acogida,
en cascada, en rocío,
mi última confianza,
al pasar la páginas
unos dedos,
una risa, un trino, 
un montón, 
esperando aquel día,
un contacto en la linea,
la desgracia en la despensa,
el azul de las paredes,
unos ojos algo claros,
círculos oscuros sobre otros,
la ciudad no tiene voz.

Mi energía
no es tan mía,
lenguas yermas,
callan su versión,
ampollas en los zapatos,
entre dos astromelias,
trotamundos,
el magma abstracto,
todas las promesas
se van conmigo,
gesticula el universo
en una playa sombría,
el frío tiembla
alrededor de la casa,
un estornudo,
una esencia fértil,

Mi energía,
masa por la luz
por la luz, por la luz
palabras absorbidas 
con atención,
almacén de la existencia,
se fractura el tiempo
en un reloj,
una solemne contingencia,
corre, corre por tu vida,
sonríe frente a la cámara,
el joven respira una aplicación,
comida sin ánimo,
los seres posibles,
permuta el ayer y el mañana
tras una ventana,

Mi energía,
el planeta se enfría,
toma de mi todo,
menos la cadena 
de mis sueños.



   

   



















domingo, 19 de junio de 2016

Tu sangre



Tus manos han
construido el lenguaje
con el filo, el ajo
el tomate y la harina,
trigo fraterno
modelas 
cada órgano
con las sílabas
que cantan
sustancias 
celestes,
mi alma,
a cada soplo
emerge,
reúne los secretos
del universo
que encienden 
la boca, si,
la boca que aprendió
a cantar
huellas 
que nadie puede
extinguir,
el amor, sí, el amor.

Hay muchos sitios 

en el mundo 
para los gatos
y los poetas
de todos 
los matices 
pero sólo uno
para tu corazón,
tus manos
si tus manos
donantes de vida,
semejante a todo 
el sol del domingo,
de todos, 
el poema mejor
logrado, otra vez
tus manos salvajes
con hambre y uñas de piedra
propagando la ternura
sobre la soledad
del horizonte,
como el pétalo
arco iris 
de alegría centrífuga,
en tus manos se recoge
el decoro del planeta,  
y la felicidad
lleva tu sangre.


















jueves, 16 de junio de 2016

Ríos



Andar,   
amar,
riman en la piel.
Sutilmente áurea
serpentea
en la boca del tiempo,
raíz, cadera, agua, 
los únicos, 
limpiamente ciertos
ríos del orbe
tus ojos,
en ellos 
el mundo
pero naturales 
tus ojos,
agua mansa,
profundo ámbar,
amo 
cuando escoges
de los incontables 
pueblos
que delinean 
tus labios
al ser único
y al singular
ligados ágilmente.
Si el amor
tiene olor
debe tener 
tu nombre
y saber a ti.




















lunes, 13 de junio de 2016

Inclusive



He dormido
sobre letras
que corren
como el agua 
del río,
vestigios
de algún viejo
tesoro,
vegetal, roca, 
aceite, 
brotan del cosmos,
perviven,
se han juntado
una a una
las palabras
como sillas 
grises de plástico,
el perro no deja de aullar 
amaneceres,
miles de veces 
no muerto,
miles de veces
no vivo, 
todo tiene que marcharse,
el nombre que escribe
bajo el limonero,
las letras, el río,
el mismo verso
la noche y sus estrellas,
que confluye
en el corazón 
con soplo primitivo,
inclusive el espacio
que inventa un suspiro,
inclusive los caminos
que me llevan 
a tu boca.






  





jueves, 9 de junio de 2016

Descargas


De corriente
mi auxilio azul
entre la espesura 
originaria
y la ceguera absoluta
donde el mar disipa
el tacto 
depurado por el tiempo.

Me agradan los caminos
ásperos, 
los rosales libres,
la arena, el cielo,
el oleaje, 
mientras tu voz aletea
del silencio a la jornada.

Me gusta como tu mano
acaricia los vocablos 
austeros,
morder la tarde
y oír alear el polvo
sobre el universo,
dentro de la palabra
una puerta entornada
por donde entran 
lo mismo que salen
mis pies de barro.

Me gusta como tus ojos
saborean el amor,
como lo defiende
forcejeando el instante,
interpelan 
cada fragmento
que lo constituye,
ellos me dan
descargas
de nuevos versos.

                             Imagen de la red









 




martes, 7 de junio de 2016

Orquídeas



Tu figura de orilla,
agua limpia, 
sencillo caudal,
sacude la tierra
y atrapa la raíz
como el color
a las orquídeas.

De tu sangre
pare el cosmos
verbo,
versos,
a los que aprendo 
a querer,
próspera arcilla,
purrr, purrr 
lluvia de aliento,
hija de la luz,
hermana de la salvia,
madre del mismo 
universo,
tu aroma no logra
evadírseme del origen 
del corazón.

Estoy sujeto de por vida
a este cuerpo,
a cada latido
de donde no broto
sino en ti,
trinan los colibrís
alzados entre el vacío 
y los azahares, 
amor, 
eres la única
fuente
que no se agota.

Verdadera naturaleza,
tus manos en la patria
son abundancia,
rasgo que se une a la luna
luego al claro,
manantial reflejo
en tu sustancia
mi regreso.

















 

miércoles, 1 de junio de 2016

Profundidad



El día 
rueda
ni a lo inmediato,
ni hacia lo mismo
y entre tanto 
por ciento
suelta un gemido
al unísono 
con todos 
los gemidos,
silencio viviente,
voces parecidas 
a las tuyas,
la tierra me hace
conocer 
de lo que estoy 
hecho,
lo que soy,
mis propios 
estragos,
y favor.
Sol heterosexual
tu amas la vida
con su piel de dicha,
vehemente azul, 
fango estrellado,
tu aroma de tez
creación desenterrada,
se mezcla con el aire
del suburbio, 
la fragancia de la salvia, 
el orégano y la menta,
susurro de la lavanda.
con los grito de miles de  aves
se levantan tus besos nómadas
transitan el mundo
de mi alma empapada 
por el aire que reúne
cada aliento emergido
de las profundidades.




















Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...