martes, 26 de julio de 2016

Rastros



Se va yendo julio con la prisa 
con que llega la noche
y finaliza morning has broken, 
pero no la telaraña melódica
donde estoy atrapado
como insecto reflejo.

Hay algo mas espléndido
que dispersarse en el mundo
de las ideas a piaccere.
Nada mas admirable
que esas amplias manos
despejadas,
con músculos intensos
que a la vista nos cuenta
el enigma que sustenta la vida,  
escudriña la dimensión,
huele a pudin de chocolate,
pero también huele
a color vacío, 
podemos pintar sueños,
algún disparate 
puede registrar
lo que nadie consigue,
no lo entiendas 
no hay antídoto
ni hay porque hacerlo,
guarda el cuerpo
toda la memoria del universo,
en el ángulo de la senda
se hace pigmento tierra,
aire, fuego, se hace piel,
refracción del alma,
silencio de redonda
para toda la música,
allí tampoco hay sitio
para un mimo,
hoy es hoy aunque
cruzará el umbral
con dolor de enfermedad ajena,
con la misma vergüenza'
de que carezco
porque el almacén 
no está surtido
y la redonda sigue durando,
desprendido rastro
de la verdad que desmiembra
esto no termina
o ya culminó
sin que yo diera cuenta?































lunes, 25 de julio de 2016

Progresión



Un lugar,
la ciudad 
confinando la mañana,
la equidad
no coincide
con las matemáticas,
dos sonrisas
abstractas 
fragmentan 
el día en dos partes,
todavía hay tres pétalos
de calor violeta,
el cuatro de par en par
un salto olímpico,
son cinco los dedos
que metieron sus uñas
en mi poesía,
como las raíces 
en el subsuelo del alma, 
como cinco los panes, 
el sentido no son ocho
direcciones, ni trece, 
es reaparecer donde jamás  
se estuvo,
veintiuno los clamores
asfixiados en la voz,
aquella que viajó
hacia las estrellas
y aún no vuelve,
continua Fibonacci
con treinta y cuatro pasos
sobre la vereda plomiza
delineada con números de acero
que se dirigen a un rasguño
por donde huye 
el esplendor,
resulta curioso
como la evolución 
parece favorecer
la progresión
de las cifras,
seré yo una cantidad
dirigida contra otra
para alcanzar una coalición
mojados en el coraje
de una estéril des aceleración? 
o quizás un teorema 
que no alcanza a ser formulado?
pero vamos
no todo es dos sobre pi,
no es para mí tu mirada
una estadística,
tú y yo vamos tejiendo el día
a puntos e hilos,
con la claridad del cosmos
que emergen de tus ojos,
arrojando semillas
que traspasan el corazón
de esta tierra,
que la envuelven,
la comen, la vencen,
finalmente la vencen
cuando el sol fluye sobre ti 
que es cuando se te parece.






















lunes, 18 de julio de 2016

Fuego y lengua



Hecho de fuego y lengua
lenguas de fuego,
lengua leyenda,
no todo está aquí,
aunque lo infinito 
está dicho y escrito,
acurrucado en el regazo
de cualquier libro,
en las miles de páginas
que se desprenden 
de una sola de ellas, 
mi mirada abarca
un fragmento,
hoja verde,
promesa realizada,
sujeto en el rincón
la energía se afianza 
en aquella llama avellana
que se asoma a sus ojos,
recién nacida,
danza por lo tanto el sol,
por el declive 
suenan sus aguas
es la vida misma,
me abraza,
mi poesía creció 
entre sus montañas
y el torrente de sus venas,
tomó la voz de sus besos,
se roció de sus dedos,
oyó la palabra del agua
de donde aprendió 
a cantar y aflorar de nuevo,
sobre el viento una corona
como si cargara
el peso del mundo,
a ella la conocen
las piedras y los cactus,
los bicordes y séptimas,
los tambores claros
del universo que vibran
cuando los pétalos se abren
en caricias de colores,
todo es a la vez una naturaleza,
resplandeciente, secreta,
y a la vez un aviso.






  









jueves, 14 de julio de 2016

Preservas



Preservas
lo que siembras
en mi corazón
con el crepúsculo 
de tu mirada,
agua clara,
aire eterno,
precipitas 
el universo
en mis manos,
nuestras sustancias,
la greda que acariciamos.

No puedo vivir
sin asirme a ella
en oído, pies y labios,
sin palpar el trayecto
de sus fluidos y sombras, 
sin probar como mi origen
busca en su extracto
la eternidad. 

Te contemplo,
llegas de otra 
creación,
no menos violenta
pero mas imaginativa,
un lugar deshecho
y vuelto a inventar,
a la orilla de las tinieblas
y de la luz, 
donde se inicia el silencio
y el aliento 
del firmamento
es amor puro. 

Amor mío, 
inagotable testimonio.
Pertenezco al misterio
del horizonte sin barreras
donde las magnolias rojas  
entre abren el sol 
de la mañana,
no me resisto 
a la voz de la tierra,
ella, luz del universo,
morada,
hasta el mas recóndito
rincón, 
lucha del ser en el tiempo,
a través de errores abundantes
y de aciertos,  
hebra de sangre y liquen,
de inagotable germanización,
vitalidad amplia,
yo aprendí a alzarme
en el vuelo de tu mirada,
pertenezco a la polaridad
con que te aferras
a la tierra,  correspondo
a la sinceridad que nunca
se detuvo, a la linea ondulante
con la que sujetas
nuestra planetaria existencia.





















domingo, 10 de julio de 2016

Risas de colores



Son de tus dedos
la fruta y la hebra
el barro y la cura,
ellos tienen el poderío
admirable,
fecundo y eterno.
su luz atraviesa 
mi inconsistencia,
salva mis manos
y libera mi corazón.

Tus dedos desabrochan
la superficie
hasta someter 
la intrincada metrópoli
de mis nervios,
y suprimen los errores
para los que no hay alivio,
ellos quitan la cascara
que nos separa del aire
y mi vida se eleva
hacia tu cuerpo,
territorio transparente,
donde a la carne
le queda todo claro,
sonidos aurorales,
percepciones floridas 
y punzantes,
humedad huracanada,
implacable croquis, 
fuertes en estallidos 
y creación, 
son tus dedos
risas de colores,
el antes y el todo,
lo que quiero y recibo
silencio puro
que atraviesan el día
sin acabar con nosotros,
ellos vierten  
estrellas en el cielo
para formar nuestro suelo.
































jueves, 7 de julio de 2016

De pie sobre la tierra



Aún 
de pie sobre
la tierra,
cuando la tierra 
de pie en nosotros,
somos el misterio,
el misterio mismo
que en hervor de sangre
libera la guitarra,
lo que dice la gracia
cuando silencia,
le falta voz
pero habla
corrientes de raíces
y de linfa
por las veredas 
de tu cuerpo,
oh poesía, se tú
e intenta dar frutos
de hierro y pañuelo,
que la carne grite
la historia 
de sus lenguas,
dócil arma, 
fiel consuelo, 
mujer madero,
que mi verso
no te manche.

Mi camino se une 
al de todos,
cuando renuncio
a atarme de manos
el corazón mira 
hacia los puntos 
de claridad
y oscuridad
hasta que un relámpago
de fulgor y terror
me detienen 
como una aparición
en medio de la calle.

Los matadores revisan
donde sobran seres humanos,
el tercer mundo,
los sobrevivientes del hambre,
devorado por los dos cielos,
respiramos,
antes de perecer,
sus elementos,
con exactitud
combaten
lo que ha sembrado,
pero estás tú
poesía para entregármelo
todo, para eso
estás en la tierra,
el que continuemos
amándonos,
un milagro,
mi cara, oprime
tus labios,
ellos, de donde
se eleva el misterioso
ingrediente de mis versos.


                             Imagen tomada de la red 




















martes, 5 de julio de 2016

Primavera invencible




La niebla matutina
humedece la cabellera
de los árboles
que el viento peina
a lenguazos fríos
e impacientes. 

Mi poesía
tiene sabor de mineral, 
agua y campiña,
de verso libre,
escrito en letras
de brega cotidiana,
se halló en la cuna
pesebrera, en la patria, 
en la luz de tu mirada,
le encontró corazón
a toda la creación
silente del crepúsculo,
ellas cogieron mis dedos,
y me condujeron con valor
al compás, a la comprensión,
a la mudez que toca 
la alarma en el sosiego
y corre por las calles
a pies desnudos
para quitarle pueblos
ámbito y seres
a la avanzada,
mi poesía está clavada
en el roció de tus labios
y mi lengua,
donde ocurre nuestro aspecto,
hoy dicen: 
que ya no puedes
que hay que buscar
otra casa,
pero mi poesía proclama
que soy tú mismo,
trigo sin molino
primavera invencible,
mirada de sal,
yo te haré de nuevo
flor, un campo de pinos,
un mar de peces,
una tierra de amor.
















domingo, 3 de julio de 2016

Talle de sal



Arden los dioses
en el mano partera
de la tarde.
oh, tú, prójimo
de la primera luz,
indagadora
del corazón
despistado,
aduéñate del
tibio espacio   
y no te apartes
hogaza mía 
de cada día,
ponme a tu orilla,
aúpame hasta ti,
aliña mi historia
fragmentada,
con tu talle de sal,
no prives a mi ilusión
esta alegría,
háblame, 
con el color de la flor,
espesura de viento,
alivia, 
no dejes que muera,
recítame, si hazlo,
con tu lengua de sustento
donde gravitan 
todas las piedras 
del universo,
y tu eterno canto 
de amor.















Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...