martes, 27 de septiembre de 2016

Rostro a mi puerta



No eres el mensaje olvidado
de rostro a mi puerta,
sorbo de hálito y vida,
el uno al otro entre los dos,
agua que descubre al alba
impregnado en salvia,
mi espíritu busca
parecerse al tuyo,
de las iluminaciones mas enteras
oh crepúsculo, en tu sonrisa
cabe todo el universo
lanzado hacia el sol,
caído del cielo,
pianísimo flujo,
corriente de aire,
lenguaje compartido,
en tus ojos tengo
ríos, campos, 
bosques, trigales,   
me gusta el mar y la tarde
a las cinco en punto de tus ojos,
a los lados de la resbaladera
de tu infancia,
en una pizca de sangre,
en una chispa de sal,
clamor de fuego
que corre en mi intuicíon,
la cosecha nada 
en el sudor que lacia
los días miel de tu pelo,
desabotónate, emerge,
quiero leer los versos
de tu espiritu,
en esos tus ojos
día, noche,
luz para la tierra,
quiero aprender la historia
que sostienen tus ojos,
encima de tus mejillas
constelaciones de cerezas
danzando el lago de los cisnes.  




 

 



 

jueves, 22 de septiembre de 2016

Infusión



Mi cuerpo es una estancia
vertida,
sin distancia prudente,
entre las vallas que se acercan
y tu boca que se estira.

La fronda forra mi infante
con los pies en puntillas,
distingo el olor
que te contiene,
amparo del tiempo,
la ternura me pare 
a la intemperie,
en el suburbio de tus besos,
trance de sed profunda
me murmura al oido
el sol que resbala en el jardín,
lento respiro,
arrullo con doble ere
y con doble ele tus cabellos,
no es un error que existas,
desde tus manos
sales de ti para quererme,
aprovecho tus ojos
para ser invencible, 
mírame núcleo de la piedra:
con la luz que permita ver
todo lo que contengo,
mirada labriega,
pon en mi pecho tus semillas protegidas,
infusión de sangre para mi sangre.

¿Cómo es que fluyes
en mi médula y en mi boca?
dime tú, administradora mía
¿cómo es que hilas
con tus dedos ávidos
signo por signo mi vida?
¿cómo es que la tarde nos junta
en este cruce de lenguas,
y aromas síncopados?

Ella y yo salimos
de las entrañas
del firmamento,
bendita bondad
que me arroja
habitar el cuerpo,
colmo el centro 
y la periferie destilada
del deseo del otro
en el mismo cruce de lenguas
donde la tarde se une. 







 


 









lunes, 19 de septiembre de 2016

Adheridos


A veces uno llora
en lágrimas, sal, 
y pimienta al gusto,
otras en silencio
se traga a gotas el mundo
hasta inundar el alma.
Luego y te miro
adheridos en agua,
incrustados corazones,
combatiendo,
surcando el mundo
aquel que llevamos a cuestas, 
cartografiando la tierra
con los huesos y la carne,
el amor hay que inventarlo
como se inventa el día,
muriendo al filo de la aurora,
desde una noche muerta.
el amor hay que inventarlo
como el silencio imagina palabras,
envuelve mi semilla
con tu procedencia,
oh vida que escurre en el alma,
ríe también por cada vez que llores,
aunque la verdad tenga de premio
un castigo.



 







 
 



 


 

 




 

sábado, 17 de septiembre de 2016

Piel viva


Escribo lo que tengo,
un tallo que entre el humus surge,
un par de pétalos de música
que palpan con aprietos lo que soy,
oh, si no fuera por ti
que a tu avance clarea,
ojos de cosechas,
estallido de manzanas 
desbaratando abismos,
yo no sé amar
mas que tu boca de río,
en ti está lo opuesto,
el aliento, la garantía
la procedencia, 
la palabra vida
a tiempo y destiempo, 
comunicando el aroma
del universo,      
gota sangre, sudor sal,
por ti a todos los sentidos,
relieve de roca hambienta,
el amor que se puso a andar
en tí encontró dirección,
caminito limpio,
barro, rebeldía,
en tus manos ratificadoras
oh verbo, oh sonido
presente de lo habitual 
hoy nos descubrimos en trinos
que asean el aire
y excluyen límites,
oh, piel descalza,
piel viva, el amor
continua dando amor.






 

 









jueves, 15 de septiembre de 2016

Atajo



Con sus diez dedos
y el vigor de sus entrañas
estremece el arbusto
de la abundancia, 
entera ternura
en nuestro afecto 
se contiene.
Panes y  peces
pintan gotas dulces
en su esencia de algodón.  
Oh parque infantil
Oh flama de silice,
tocamos los extremos,
si, es todo lo que trajimos,
lo tocamos,  toda mano
palpa lo que sana,
flauta traviesa
sobre el ombligo de la luna.
Sentándome en su regazo
la esperanza cumple su promesa 
y sacia mis ojos ávidos,
el amor siempre me salva,
en la primicia del viento,
con lo hallado bajo el polvo,
el mundo no puede olvidarnos,
ni confundirnos
cuando juntamos los pies,
pies raices, pies destino, 
No porque se fue el sol
la vida deja de ensayar
sus contrapuntos armónicos
y envueltos en los besos
que inventamos, respiro,
respiras el desenlace 
que ha terminado en flores,
ella es el destello de su rostro,
y mi sombra su espalda,
hemos descubierto
el atajo oculto
entre verduras sancochadas
en un tazón de alegría,
y sus dedos y mi boca
sabor,  barro, América,
los eucaliptos rascacielos
frescos, sonrientes, pausados,   
limpios como el aire de su mirada,












lunes, 12 de septiembre de 2016

Su voz


Su voz
sensible abre y
relampaguea mi  alma,
anuncia la próximidad 
del saliente
existencia descubierta,
viento rojizo
purgante
que extingue la ansiedad,
naturaleza ardiente
que invade mis entrañas,
corriente que me arrastra
a la vida, desde la mas profunda
noche curvada y desnuda,
acogedoramente bella,
ánimo rosado sonriente,
volcánica ovación de estrellas,
he aquí mi corazón
para escucharte
sustancia alborotada y deseosa,
eco de la fronda,
sequedad cercana al agua,
me gusta como llega,
voz perenne que repara mi auge,
voz que se levanta como el níspero
ante el cielo cubierto por nubes altruistas,
voz libertaria,
de tu boca surgen
tantas formas de amar,
voz de pan y jalea,
yo te oí desde la toz 
de la fábrica de fanales,
desde los arañazos 
púrpura profundo
a la tierra,
desde el latigazo
que abrió la piel 
de la historia,
cuando aseabas el aire y el agua,
para que me apropiara
de la libertad martir. 




 

jueves, 8 de septiembre de 2016

Pileta de palabras



Sumergido
en lo recondito de la sangre
minas submarinas,
la luz sorbe el silencio
cantera terrestre,
un duo de manos vacían
las tinieblas, 
siento de tu boca
desprenderse pájaros
con rosa en el pico,
rosas fucsias que tiñen
el firmamento acerado,
soy el lanzado por las olas,
por las ordas, por el amanecer, 
mi vida se escurre sobre el alma
casi a punto de vivir,
libérame de mi,
del escueto traje terrestre
salpicado por tiempo,
espacio de ansias,
ayúdame a paritr
los muros levantados
de este a oeste,
de abajo hacia arriba
tu piel enciende
una rasgadura,
cólmame de ti,
de la naturaleza misma
como quien bebe
de una pileta palabras
alternas de luces y espejos,
aflora en mi el entusiasmo
de tus ojos,
auxíliame en mi lucha
contra mi mismo,
quiebra la soberbia
del invierno.

Respiro de tu aire fresco
en una noche corta
para mis sueños,
brazos extendidos,
espíritu vigoroso
corazón amplio
libérame de mi. 















martes, 6 de septiembre de 2016

Esencia del valle



La tarde en punto
ejerce ternura
con la fuerza gravitatoria
de su alma,
suelta razón a voz viva,
alegría vigente,
armonía, equidad universal,
la mujer besa al niño,
el amor nunca perdió
su infancia,
que precisos son
sus manantiales ópticos,
que simple la naturaleza
eterna.

Las manos quedan sueltas.
En los labios y el mango
la paz que tomo
a sorbos, a peldaños 
de colores húmedos,
hay una tarde entera
para el encantamiento
en las orquideas
de mi propio origen,
siente el latido de mi letra,
en cada pulso sostengo  
que el auge de la tierra
está en su pecho 
de hogaza y mandarina,
compone en un hervor
el esplendor del cielo abierto
entonado por sus propios rayos.

La violeta siempre a la sombra,
la sombra tira de mi cabello, 
cuántas cucharaditas de azucar?
cuántos gramos de sal?
Anima la invención del poeta
aquel rostro cítrico 
preparado por el suelo
del sol,
un par de miradas avellanas
se hunden en mi garganta,
que limpia es la miel,
ella me cubre
con el vuelo de una bandada
de golondrinas,
en una interjección de alas
despejadas, 
en un suspiro 
esencia del valle. 





 

jueves, 1 de septiembre de 2016

Olor del valle


Grito del cosmos,
desierto en espera
de lluvia, 
te quiero,
edición limitada,
el invierno engendra
primavera,
voz robusta con alas,
que perdura 
y asciende
al destello,
la justicia da mejores
frutos que la compasión,
soy el animal
que no procrea 
en cautiverio.

De un brinco
a la lengua 
extranjera,
en cualquier idioma
lagrima y mar
sal del universo
desentrañando la existencia
con las uñas pintadas
de azul cielo sazonado.
  
Entre estar y no estar
ser y no ser, soy:
el traslado, 
la transgresión,
el desapego,
lo que queda por hacer,
la vida misma 
defendiéndose,
correspondiéndole,
rasgo de agua
rompiendo el infinito,
ella se encarga
de perfeccionar

el olor del valle,














Huesos púrpuras

Mujer tu nombre es el amor, rosa de fuego en la noche gélida de los andes, mi necesidad un cuerpo  que descubre sus misterios,  eres ...