domingo, 30 de octubre de 2016

Prado de piel desnuda


Bajo desde una higuera,
cuando discurre el zorzal
su música a tu espalda
de flor brotando
al exterior,
bajo desde una higuera
con todos los brazos
y todas las manos 
del mundo,
hasta la calzada
en cuya vera
íntima, 
fructificadora,
brota el trigo mudo 
que llevan a tus pies 
y a los míos a toparse.
Cuando el amor se da
toda especulación 
es mezquina,
corazón, corazón entrega
tu odre de alegría.

Observa como resucita
la tierra, no hay muerte
para ello, 
pulpa de confianza,
cuerpo nuevo,
contra toda predicción
afianza una vez más
el gozo de tu brote,
así acaricia la vida
nuestra ternura,
toda aridez se extingue 
en el olor puntual
de un cruce de miradas,
así nos roza la vida
el los labios, en la mejilla,
en el prado de la piel
desnuda. 





 




 

 
 
 




 
 

jueves, 27 de octubre de 2016

Travesía


Se pueden anegar las palabras
vocal tras consonante,
punto tras coma,
calma tras emoción,
tu orilla greda terracota.
El silencio puede coronar
las cuerdas del violín,
de la guitarra y los tambores,
alrededor de mí la noche habla,
tu margen es sol sostenido mayor.
los colores pueden vestirse
de blanco y negro 
con un rúbrica
intimidante al final
sin disponer de los sonidos del alba,
tu ribera alma de montaña.
Las campanas pueden anunciar:
los sabores se reúnen
en un insípido tazón
ocupado de harapos de vacío,
tu arista una premura del tiempo.
Que transite lo que ha de pasar,
que la oscuridad abra sus 
ventanas de gato,
pero por favor 
no ocultes tus ojos
que la travesía 
es desconocida
y necesita claridad,
necesita flujo celeste.


 


 

miércoles, 26 de octubre de 2016

Sal de la tierra




Mi niñez se exprime
como limón sobre un trozo de atún,
desnudan mis ojos lo recóndito,
encuentro la voz en tu voz,
tus labios en un gesto de generosidad 
descubren los dientes donde
encuentro una chispa del amor inmortal,
siento ser quien soy cuando escribo,
y más cerca de mí los bosquejos,
fluyen de tu mirada incalculables palabras,
oh bosón de higgs hueles a humano
y drapeas mi vida en tu regazo,
creo que ninguno de los dos 
me conoce suficientemente,
crees que soy más
y quepo en una de tus manos,
quisiera que sea la izquierda,
pero eres diestra como el felino
que corre indómito en tu interior,
mujer, cada vez que me tocas
mantienes el equilibrio del universo,
tu corazón camina en mi corazón,
y tus brazos saben a los amplios andes 
bajo un cielo azulino veteado de blanco
por la pluma de un pintor nórdico,
pero tu boca sabe al mismo big bang,
hoy tu amor deshace mi incomunicación,
me hace ver la luz entre una multitud de sombras ,
y me libera de mí mismo,
de mi propia casa ambulante.

Mi niñez tenaz, tolerante, exploradora,
ella se exprime como limón 
en un trozo de mi vida,
me hace muy feliz paladear
las sal de estos días.





 


 
 



  


 

martes, 18 de octubre de 2016

Certezas



Yo te vi en la ladera
contentar al infinito,
abrirte paso, prosperar,
el sol no era suficiente
sin el agua,
de tus vastos ojos
procedieron los colores
que relataron la campiña,
sé de donde viene 
y a donde va la claridad
con la que tuestas el pan,
Yo te vi,
sin pedirle peros al olmo,
abrazar al eucalipto,
el ficus, el nogal,
las violetas africanas
con sus matices,
los duraznos,
con tu sangre verde,
alzar vuelo simple
en el revoloteo del colibrí,
de la golondrina, de la abeja,
flor a flor transformar el día,
yo te vi correr 
como un galgo
tras su albedrío,
como un mustang tras
el espíritu del prado
que lo acoge, 
la certeza se hizo en ti
con ella has entrado a mi savia,
y de este modo te necesito.






 




 





 

domingo, 16 de octubre de 2016

Gargantas y picos



Quien soy en verdad
surge como el alba
y detalla,
aire vagabundo,
ternura geológica,
desde gargantas y picos
entre el limonero 
y los nardos,
va silbando el tiempo
una sola luz
sacude el valle
yo aupo a mi boca
el pan y el lapso sobrante
me habita,
acopio la armonía
del llano y la montaña,
lo distinto de los hombre,
entre tanto 
el palto,
florece y se deshoja,
al mismo instante
abandono mi nombre.




 

martes, 11 de octubre de 2016

Bardo



Sobre los huertos
se aprietan los frutales,
el verdor se extiende
mas allá del futuro,
tu corazón ha labrado
la tierra y ha salpicado 
mi piel con sabor
a tuti fruti matutino,
en el declive desnudo
del campo nardos radiantes
consolidan el brillo
de tus labios indómitos,
yo ceñí tu cintura
a las primeras luces,
y me aventuré en tu boca,
donde me doro y convierto
en bardo del torso primaveral,
calzan mis ojos el despliegue
de tu curvatura ígnea,
la evidencia se manifestó
en los ángulos del viento
con tu risa de octubre,
de zarzamoras, 
las aves se arrojan a la sombra
como yo al pan fresco
de tus brazos,
el nunca acabar se convirtió
en capullo rojo sangre, 
todo, naturaleza en esmero
regando el morral de mi alma,










 

lunes, 10 de octubre de 2016

Amo



La tarde 
busca mis manos,
cebada que debe
aflorar, 
mi sangre
se alza
trenzando 
la tierra y el océano,
el aire, la confianza,
oigo la voz inocua
de los minutos que trinan
el colibrí de flor en flor
como el día,
manos sin culpa,
flor de la raíz que somos,
el calor intriga
mis huesos
con lapsos de sílex,
trozo a trazo
respiro el paisaje,
el muro, la higuera,
junto uno a uno
nuestros días templados,
los pongo sobre la mesa,
como el pan de la tarde,
de harina y mano
que levanta su aroma
como lo hace
la voz del silencio,
nadie puede callar 
nuestra alegría abierta
como tu mano derecha,
como mi mano izquierda,
que nos pone la vida 
en la boca,
las cosas vistas desde
siempre,
empeñada ternura,
donde pretenda
que la visión
guíe tu cuerpo inquieto,
con gusto citadino,
quizás allí la tarde
se encuentre con mi mano
y con mi bosque puro 
escriba, te amo. 










miércoles, 5 de octubre de 2016

Versos al agua


Dedos de agua,
remanso,
recodo,
sonrisa de agua,
reflejo,
abundancia,
labios de agua,
sed, sed,
agua sol,
piel de agua,
fluido
linfa,
caldo,
jugo,
zumo,
me cubre, enrolla,
forra,
viste 
lía,
por los poros,
organos,
víscera,
miocardio fértil, 
empaña vapor
discurre,
el agua es mi ingenio,
raiz, tallo,
hoja,
sed agua,
tomo a sorbos
fuerza 
empuje y rosas
apaciguantes, 
conmovedoras,
el agua
mi estirpe,
mi cinturón de fuego,
brazos abreviando
trayectos,
agua de hogaza, de tierra,
sinfonía de colores
fecunda mis huesos,
agua tú, 
a mi canto de arena,
cadencia
luna agua,
cielo,
por ti respiro,
repiramos,
ritmo,
palpo tus tobillos,
agua errante,
y siento el calor
del azulino tarde,
voz de agua,
manos,
hombro,
mujer,
pechos de agua,
versos,
talle,
agua aire,
agua libre 
agua limpia,
pura,
agua tierra,
tú, agua de mi vida,
contigo con tu agua boca
ato el aire 
entre la gloria y yo.






 


lunes, 3 de octubre de 2016

Dos de octubre


El sol primaveral
evapora el agua
de entre los poros,
tú me acompañarás
en el arenal, yo cogeré
tu mano inocente
que la muerte no concluye, 
los apios se dejan escuchar
en fragancias soñolientas,
el cielo corre sobre mí,
en el puerto no hay
sitio para la paz,
sólo para el ayer irreparable, 
la noche a pleno sol
reina por completo,
he quebrantado la rutina
del paredón blanco
con mi clamor ocre
viviente, orgánico  
aún a sabiendas,
insisto, no sé regresar,
respiro sobre el pico del día,
otros son los conspiradores,
canta la luz en todos los colores,
en todas las formas asimétricas,
a solo dos pasos las mariposas
revolotean sobre la tierra 
que se levanta con ojos
de niño sediento de calma,
a dos, tres, cinco dedos
palpamos el ahora,
la rivera inmediata 
se ha despeñado 
antes del crepúsculo.


 

 

 
 

domingo, 2 de octubre de 2016

Presta oídos



Presta oídos a mis ojos.
¿Oyes el entusiasmo 
inmortal de mis latidos,
percibes cómo conservan
el legado de los bosques,
la brisa intrínseca de la travesía,
la jornada verde de la uva,
la audacia creativa
de la claridad telúrica,
oyes los pasos por la calle
donde juegan los niños
que lee con sus ojos urbanos
mi poesía renacida,
ligada al suelo 
que extiende sus alas y vuela,
adviertes cómo se transvasa
el rocío del alma a mis dedos,
que navegan en tus océanos de lumbre,
cómo evolucionan las vocales
en mariposas centrífugas,
los cielos en nubes caloríficas
las prisas en agua y espejo,
te percatas cómo canjea
la fuerza en error 
el error en mañana,
mañana en aire, en tierra,
la tierra en mora?

¿Oyes cómo enjuagan los enigmas
que abandonaste en mis ojos,
los causes y las semillas vertidos
en mi corazón boquiabierto,
oye presta mis ojos,
de silencios y violines,
con raíces hambrientas,
oye como se cierran a la herida 
y se abren a la rosa fucsia
del valle de mis sueños?
Oye la alegría de mis ojos
cuando cantan que te ven,
y te ven como poeta?   




 



Huesos púrpuras

Mujer tu nombre es el amor, rosa de fuego en la noche gélida de los andes, mi necesidad un cuerpo  que descubre sus misterios,  eres ...