viernes, 21 de julio de 2017

Huesos púrpuras



Mujer tu nombre es el amor,
rosa de fuego
en la noche gélida de los andes,
mi necesidad un cuerpo 
que descubre sus misterios, 
eres previa a mí y a todas las verdades,
en ti halla soporte el universo
y la chirimoya dulcifica, 
necesito la prolongación de tu voz
hasta la médula de mi alma,
lapso oscuro que cae en el alba
e incendia esta cuota de marcha,
me disuelvo sin ruido
en el fondo de mi corazón
para hacer un óleo con tu rastro,
tienes los ojos castaños
y la luz del sol
bajo las canciones de las tórtolas madrugadoras,
amanece, si, lo que emerge del polvo y persiste.
El invierno se abate amarillo
extenuado, confuso.
Implacablemente resurjo y también
explota capullo invencible, melodía intemperie,
tu guía es el presagio,
arbusto mineral, matiz pulcro del campo,
carpelo de tu propia conciencia,
reciclas mi vocablo inútil,
lengua, músculo depurador
garganta en mano al color la poesía,
de bondad resplandece tu rostro
pura suavidad encarnada, 
el sabor de la paz crea aves,
aves que picotean la piel de mi rumbo,
tu talle conduce mis ojos
y la gracia de beber en ti 
agua matinal que al temblor mitiga,
oh boca ígnea averíguame 
en tus papilas, llanura, cielo, agua, 
inquietud azul firmamento,
oh amor, soy la felicidad 
de saberme siervo de la libertad
desde mis huesos púrpuras
hasta el rocío de tus manos.















  
 

 





domingo, 16 de julio de 2017

Orquídeas I



No sé si es caer, pero caigo 
en el abismo hipnótico de tus pupilas,
hoyo negro 
donde la luz tiene razón pero no asidero.
Vas cubierta de mar, 
me falta hogar si no me empapas 
oh propietaria de los Nibelungos,
traes en tus ingles la hazaña nórdica,
sorteo oscuras cúspides, fríos valles,   
aún cuando me falta parte de la mente, del cuerpo,
me amparas en el centro de un beso
dado como lluvia a tierra mansa,
me extravío pero no de amor
cada gota da alcance al océano,
tu boca hace verosímil el zumo del espacio,
llevo tu rastro de melaza asida en mis brazos,
mi corazón sale por mi boca,
y en tu pecho izquierdo se reconoce
la raíz salvaje que suministra mis venas,
tus dedos deshilacharon el vigor de mis escollos,
estallido vigoroso de la tierra y el mar,
tu vida no es una búsqueda de excusas,
nadie te salvó sino tú misma,
la rosa de invierno perfiere abrirse en amarillo,
amarilla la luz que sabe y suena,
contra todo pronóstico tu energía
de ti salió el día, las orquideas
en ti se hizo la vida 




  
 
 
 


viernes, 14 de julio de 2017

Libertad celeste


Si soportas la afónica espina del invierno,
mezclando narices y jornada,
con las cuerdas vibrando el acero airoso,
sabrás lo que es subir una cuesta con las manos.
Palabra en medio de los ecos
luego el espacio no para,
soy descarga vigorosa del bosque y el torrente,
destilando ocre sobre los oídos sedientos,
aún hurgo a tientas el mundo,
fue ahora cuando empezamos,
desnuda solo vestida con la piel de mi alegría,
mi torrente iza su contacto rústico,
continúo presintiendo, 
deduciendo vestigios en la niebla,
como la física a la energía negra,
pensamiento reticente de titanio,
la muerte se hastiará de esperar,
porque eres tú a quien contemplo,
soy la tierra envuelta en tus trazos
locos de rocío y espuma,
cada vez que te cruzo dejas en mi sangre
una nueva esencia que a cada momento me emerge,
recreo con insistencia tu nombre,
cumbre de la vida en la planicie azul,
estoy allí, reclinado, parado, sentado, postrado,
justo al canto de tus labios mi inmejorable sonrisa,
masticamos nuestro delirio arándano
sobre la claridad diaria del asombro,
habrá imaginado alguien antes de ti la luz,
son para mi tus pelos lo que nos entregan el calor,
mis sentidos reconocen emocionados  
tu tropical abanico níveo de ternura,
al primer intento nos damos todo,
labra interpretación de la rosa,
¿con qué tejieron la suavidad de tu tez
que trepa a los árboles para ser mariposas?
tú creciste amada por la libertad celeste
y tus alas baten hoy más fuerte
reflejo de nuestras entrañas.






 

 
 
 


lunes, 10 de julio de 2017

Lo que el amor ha hecho



Lo que el amor ha hecho.
Allí persevera el eucalipto por otros,
piel de limón, claridad miel, 
has restituido el amor a mí mismo,
al ajeno que me amó hasta que amara,
corteza de un beso que se interna
por tus ojos descubiertos
para germinar el júbilo que hábilmente
guardas en cada célula cause,
desnuda sombra incógnita
oscilante con el peso,
aquí estoy para oír el solemne triunfo
de la guitarra profunda de tu alma,
para sorber la muerte del otro,
rostro de la voz que siento,
en ella se palpa el aroma 
sin ocurrir aún fragancia,
tierra libre, lo que se libera
yo afloré para integrarte,
en medio del hervor y los cabellos,
has puesto tu boca pulcra,
brote de la luz, 
allí donde la sangre se bate
entre el ardiente cielo y el medio del viento,
almendras náuticas, pechos conductos
para explorar en las rendijas del tiempo,  
prado, flujo azul que palpita y me hace
como la mar, sin que nadie la marque,
agua que en su entraña arrulla al niño silvestre,
lo que el amor ha hecho 
con su mano izquierda y su derecha
vulva menta verde menta, orquídea purpurina,
la fantasía no se aparta con el borde,
después de ti estoy siempre
como las ramas de parra
poniendo hojas escritas 
en el corazón del ave,
de ambos, oh amor, es el momento de nadie,
lo que el amor ha hecho no se diluye. 





lunes, 3 de julio de 2017

Corriendo riesgos



Esta manera extraordinaria que tengo
de hacer de una alambrada con púas
tierra de perfume y fronda,
pétalos de libertad corriendo más riesgos,
soy como el que te ama,
imagen de partículas a contraluz
con gusto a borrasca, 
venas del cosmos, 
lengua del tiempo,
la gravedad necesaria del universo,
negación recíproca,
debo testimoniar lo que me lesiona
y lo que me alienta,
nunca una cosecha perdida,
ni una causa por perderse, 
lo que siempre sospechaste de ti y de mi
mas problemas concretos que inventados,
resbalan la certezas por la garganta
me timan y yo debo ser el engaño,
continuamente hay espectros brotando en la duda,
de allí vino el lodo que llevamos en la sangre,
capaz de modificar la noche
y darnos un día frescamente parido,
soy como el que te ama,
descalzo de vaticinios
sustentado por todas las cosas, 
en todas las cosas,
con relatos de mar y tierra
raudo y de cuerpo adaptable,
así, como resistente al tic tac del reloj,
sujeto a tu perfil que tiene esencia de níspero
que no se pierde el ahora,
a tus ojos que encendieron la hoguera,
como al sereno que derraman tus labios. 







 
 


 

lunes, 19 de junio de 2017

Completa



La luz vino sola,
yo traje el resfrío,
la noche sentada paciente,
el otoño enloquece con los termómetros,
de todo a nada y viceversa es lo mismo,
pero espera, porque lo que te colma es esperanza.
Como una mariposa ondulante que atraviesa el aire vivo
veo venir a mi tu inteligencia,
por tierras, asteroides y soles 
resuena potente tu eco eterno.

Alrededor de mi, artilugios en caída libre,
ruedas polvorientas, gargantas abismales,
la idiotez, la regla, la época,
sonidos anclados en intensiones de razón,
recias bocas de condimentos frágiles
¿que impide ocupar la tierra y el recuerdo?
corteza de la omisión, flujo sucio,
reserva envuelta en pelo,
olas de ojos pétreos esparciéndose,
la ruedas giran como las bocas
que buscan su remedio floral.
 
Me gusta que adviertas la claridad
al otro lado de la niebla ronca,
donde el ruido emerge, se parte y sucumbe,
en ti están las dulces voces de la aurora,
los párpados venciendo el óxido,
las astromelias en pos de sus propósito
lo que crece venido de otros lugares,
rítmicamente tu mirada y mi cariño,
a tu son mi alma va rodando desde visiones,
eres la sangre que desde el amor viene 
estirando tu luz en varios filamentos,
en ti la creación se completa.






 

 

  


 


jueves, 8 de junio de 2017

Puñado de vida



Llevo un suéter tejido con el hilo de las anécdotas
por los dedos de un artesano inca,
es gris con ribetes geométricos
como esta mañana de hielo punzocortante.

Cuando el invierno se acerca a recoger su imagen,
el sol pone entre tus manos el espectro infrarrojo,
entonces mi sangre te persigue como la tierra a un grano de paz,
como mi hambre a un puñado de vida,
eres tú la que noto, palabra opuesta a la cobardía,
tu nombre es música contra la frialdad,
oh garganta, pellizco de manzana,
eres mejor que todas las representaciones,
bonita desde la huella hasta la voluntad,
tus palmas transfiguradas comparten el trigo gratinado, 
entre la boca y el corazón una rendija 
libera las voces, toda la naturaleza sonríe,
soy un instante la forma de tus labios,
ellos también son sangre que respiro hasta las venas,
encendido como los cirios del altar de la mañana,
me enseñas el camino al núcleo del universo,
mastico ese pedazo que no concluye,
entre guijarro y sombra aguaymanto,
no soy de la tierra o del mar, cuando me reconozco tuyo.






 
 
   


 
 




martes, 6 de junio de 2017

Invenciones


Junio está colgado en la pared
donde el sol brilla por su ausencia,
aquí el hombre con brazos adecuadamente
libres para ceñir tu presencia,
mis manos el momento justo
en el que puedes sentir la lumbre
con la que inventas tu cuerpo,
mis dedos descubren los pétalos de tu ser
breve rosa, rosa breve, 
para cubrirlo con otra necesidad,
cómo dispones, una y otra vez
hasta hallarte eterna,
tienes otra ocasión para tu boca,
una totalmente diferente
a la del mercado bursátil,
en el amor como garúa limeña te has soltado
invitas al agua al poema
y te abres paso como el declive,
atomizas el aire que respiramos
mezclándolo con manzanilla, 
el paraje mas precioso de tu figura
es a donde va, como los neutrinos 
atravesándolo todo ¿ves que no somos sólo cuerpos?
los labios tienen la huella de los dientes de la ternura,
sin tregua te reiteras en un mundo
que le falta mucho para ser  labios,
con aprietos reconozco los ojos vastos como la gloria, 
pura como flor atardecida en el oleaje incesante,
viajas de regreso siempre hacia adelante. 








 

jueves, 1 de junio de 2017

Aún más río



Río a corazón pleno
y aún más, río,
la música de las entrañas
como una Ibanez Jem
con distorcionador y delay 
llenan los vacíos del cronómetro
tú aniegas mi alma de alegría.
Contemplo tu mirada sur,
estoy, soy en la claridad 
con la que me guisan,
oh melódica pupila que me trota
como una potra al prado,
las notas de tu andar
tienen la calma gráfica del cuerpo,
besas con bondad
las arrugas de mis eclípses,
sol, luna, corazón,
abrevas en mis estragos
y derribas las mazmorras.
Destello aclarador,
una fresca jornada tuya me impregna,
tu conciencia obra para la ventura,
vibran en tu huerta los polícromos filamentos
de una garúa llamada junio,
te enaltesco corazón, porque jamás
me concedes promesa insolvente,
ni misión abusiva, ni dolor absurdo,
con que sencillez reparas las células,
rubio amanecer, los colores no se detienen
en tus labios mas que en el panal,
no recurro a tu esencia dulce por gusto,
sino por necesidad pura. 









   










domingo, 28 de mayo de 2017

Tolerancia


Silencios redondos, blancos
sonidos a la sartén picados
¿habrá un descanso para el sueño?
no es él que indaga
como es que la vida
o cómo es antes del principio,
los huesos andan en otro paraje
en el fondo de los ojos de una vieja ternura
atendiendo a su propia voz
pero vive, volvió de la tierra
bárbaro suyo y remoto
perseguido por su ser,
cuerdo de tanta locura,
nacido como una mata entera,
todo está ocurrido, 
solidez sin edades,
silueta y esencia del furor,
cómo se le cae el cabello al amanecer
que bebe de los manantiales celestes 
y ávidos, advierte en si íntegramente al efímero,
que es certeza y engaño,
toda la oscuridad contaminada intentó asfixiarlo
sombra bajo el árbol sin hojas,
de lejos la negra explosión de los petardos
bajo las campanas renegridas, inestables,
alguna vez eres lo que soy,
¿qué fue antes de la sangre?
por las veces, amaba de otra manera
en ese mismo instante,
por la cosas, manaron fuera de él,
desde aquella ocasión, hombre,
entre los quienes, dolor de nervio y carne,
a la intemperie la propia elocuencia,
ahora declara en el crepúsculo sus labios indómitos,
su piedra infectada de trigo transgénico
mira de frente aunque busque un espejo,
la impaciencia hace un nido cromático
y está consigo como la propia tez, es otro su día,
en su jungla donde la manzana es conveniente.





  

   





lunes, 22 de mayo de 2017

Para ti


Me traslado dentro de un día infinito,
mi corazón se abre paso
por entre mi adversidad y las ajenas,
ni el entendimiento excelso
ni la vasta creatividad 
ni la conjunción de ambas
configuran la inteligencia,
amor es la sustancia de la inspiración,
velo el ciclo del amanecer,
junto a los espíritus débiles del lecho,
los rayos tocan los dedos de barro
hay que desclavar el verbo fracturado
en el borde que va de boca en boca,
la eternidad cifra sus esperanzas
en el aroma del viento,
que no te urja, sólo huele,
la valentía asciende del subsuelo
como el pétalo por los xilemas,
junto al tallo hay una verdad con los dedos sueltos
que apresurados van de lo ocurrido a exprimir un limón,
mi corazón sacó vigor de la dificultad,
borde manso, labio sobre labio,
pupilas contemplando el interior,
los brazos ciñen y flotan en el suspiro rojo
del niño que sabe que el tiempo no es oro,
la bondad viene a la luz, orientada por el deseo,
has otorgado al hombre las ofrendas de la tierra,
mi corazón conoce la alegría,
se hizo claro en tu nombre.
  


 

    

     


 








jueves, 18 de mayo de 2017

Rescate



Más allá de los vasos de arcilla
a medio llenar, a medio vacíos,
del sereno horizonte de los labios,
del suelo duro que estableció el olvido,
mas allá de las manos contracturadas de ternura,
de la contienda entre el fuego y el rocío,
de la boca llena de mandatos,
sigues siendo el lenguaje puro,
quien coge de la primera letra ofrecida
y estruja la gloria, 
mujer desentumece la tierra, 
la vida se redime con tan solo una gota
de la lluvia que eres,
apetito, afán, coraje, caminos,  
conviértela en la felicidad de un manojo de fresas,
propaga en mi pecho los latidos de tu corazón, 
para expirar aquí y revivir a tu universo, 
defensora de la verdad con tu ser de manos llenas,
tu alma está ligada al amor de brillar en tus ojos,
ellos alcanzaron a ser día, sangre, poesía,
entre las zarzamoras fundaste el retoño,
próximo a la cosecha soy una espiga 
sembrado al borde del sol,
ampara mi aliento de la casualidad,
hay también quien se da al oleaje,
de tanto amar y transitar vinieron los frutos
que el silencio no pudo guardar en sus entrañas. 







 
 













  

martes, 16 de mayo de 2017

Excavando susurros


Estás allí con tu piel
envuelta como una flor
excavando susurros
en el oceáno de mi sangre,
pulmones del corazón,
espacio albo para toda tu música,
alzas hacia el cielo tus brazos fértiles
con gesto de garganta clara,
lanzas tu fronda flamante
bajo el sol que todo lo quema
sin quemarlo, dulce brisa marina
y madera de old Tjikko
estoy para contemplar el efecto
de tus pies descalzos 
sobre las hierbas del tiempo
volviendo a su única semilla,
rojo de corola sonrojada
caliente como tus manos,
por tus ojos cuerdas de ritmo perenne
entro a tus miedos mojando los míos,
escucho tu sonrisa sabor de terciopelo
color tierra, color agua y fuego,
desde la aurora hasta la oscuridad errante,
aquí estoy eligiendo auque me falte
parte del cuerpo y de la mente
la clave del universo,
siento la vida después de la muerte,
reflejos internos que se manifiestan fuera,
color tierra, color agua y fuego.













martes, 2 de mayo de 2017

Contigo I



La certeza ha brotado contigo,
el aire de mayo, el aire blanco,
repleto de anchura y líquido
frota concretamente el día
con la boca que llegó al encuentro,  
toco el soplo que el ansia transforma en grito,
favoreciste la pureza de la luz
sujetando con entereza el aroma de la vida,
sorbo del vaso la sangre que derramas,
el frío otoñal que aligeras entre tus pelos,
siento el brillante fluido del río 
dentro de tus prendas 
ambas manos mujer son la fusión
donde el acero disolvió su tormento, 
músculos y nervios encrespados de esfuerzo,
ambos pies de mujer impulso hacia tus sueños,
cada paso tiene un recorrido abierto para mí,
eres profunda como la escritura que ara la tierra
y determina la senda sobre la piedra y mi alma,
inconclusa en tu perfección, 
perfecta en tu fragmento,
permites que me envuelva dentro de ti,
como la migaja en el pan, 
a la vista de todos,
cosechas en tu constante llama 
lo que entregamos.













 

 

  

miércoles, 26 de abril de 2017

Madrugada


La vida cambia de hombro,
naturaleza intraducible,
solo hay dos para llevarla 
en mi agitada sangre corre el fango,
el misterio de la vida y la caverna
donde fue enterrado el hombre,
el calor de la carga y el rocío del aire
zarandean el cuerpo que contemplas,
siento las subpartículas y el brote,
el brote pesa como el halo que llevas,
sopla entre las piernas la esencia y el verdor,
de lo amplio a lo ligero,
contraes el universo en tus entrañas,
extiendes el amor desde tus brazos
mientras su manos anudan nuestros cuerpos
en la jugosidad de los labios,
su poder es capaz de inventar
sobre tu raíz una cintura intensa,
en tus ojos te veo desnuda,
miel a flor de piel, mirada tenaz,
donde se extingue mi idea,
el polen extravía su debilidad
cuando ayer le da la posta a hoy,
todos los lirios se te parecen,
el corazón sondea la boca,
indaga, pulsa, disuade, aguanta,
llega a la cima intrínseca, telúrica,
tu oscuridad huele a guayaba,
mujer pon a mi espalda esta marcha,
los reflejos miran de reojo,
silencian los orígenes anfibios,
escucho las heridas del tiempo,
el tiempo no existe, solo el tic tac,
uno tras otro caen desde las profundidades,
el gato bosteza arqueando el lomo,
palpo el cosmos que se alarga,
percibo con sorpresa la gravedad del pétalo,
aspiro los olores que se abrevian,
te instauras soberana de mi sostén
con las prados ácidos y los barrancos dulces
que manufacturó la expansión y las cuerdas
o el simple deseo de que así fuese,
con los zarpazos de lengua y de paciencia, 
oh tu sustancia tersa,
como el cielo de madrugada
o la hazaña inmortal.










domingo, 23 de abril de 2017

Vestigios


No sólo eres la memoria
obstinada en salir con el sol,
o la mejor razón que viene de la tierra,
sino también el corazón que sacude
como si te hallaras en la puerta,
oh día que busca otra mañana
con la carne diligente en la ciudad del tiempo,
tienes de las calles el paso seguro,
conductos que conocen su destino,
mezcla tu sangre con el orbe 
fibra eterna dada desde el lugar
que contiene todos los pájaros del alba,
me acomodo en tus ojos
para oler el aroma de los bosques nómades,
no tengo otro propósito
que la del viento que exige a la semilla,
tengo al tacto de vestigio,
poblado y ceñido de la luz que flota
eres el destello sobre el que resisto
cuando resistir es hacer lo distinto.

















 

martes, 18 de abril de 2017

Lirios azules



Quiero que esta noche
relámpago de lirios azules
realces la voluntad de tus caderas
con el inucitado aroma bravío
obstinado en la piel de la naturaleza,
que mi alma envuelva tu talle 
mientras tu nombre se esparce
en cada célula y las revive, 
tú colmas mi boca
y traspasas las palabras
con tu ojos de franqueza,
eres mas grata que mi retiro
por eso estoy contigo,
bonita como el soplido del viento,
entreteje mi corazón con los hilos
dorados de tu pelo,
quiero mas días como hoy
que lleguen donde el sol ahoga
sus últimos rayos y las estrellas
cantan un blues tan azul,
espejo de otras noches,
masticaremos la barrera abrasadora
de las sombras que buscan tu cuerpo
y en tus labios con gusto a memoria
repetiré una y otra vez el oleaje
eterno del mar, del amor.  








 

Huesos púrpuras

Mujer tu nombre es el amor, rosa de fuego en la noche gélida de los andes, mi necesidad un cuerpo  que descubre sus misterios,  eres ...