domingo, 26 de febrero de 2017

432 Hertzios



Sus caderas son como la hierba,
incesantes ocultan las raices,
es desde ellas que viene
el cariño con su aspecto de piel,
hay otro mundo en su boca,
preciso del faro de su voz, 
de la luz con que ocupa mis labios
y le da gusto al corazón,
escapo del hombre
que me hace piedra
con la música de su interior,
su amor es una fogata
fomentada por el sol
que se le semeja, 
en ella nos fue entregado el día
y la mas pura noche,
la más simple tierra,
oh! su rostro de prodigio,
delicado rebasa la belleza
con sus 432 hertzios y su amplitud
de cuerpo celeste,
mi corazón y ella
tienen un vasto nexo
en cada jornada libre. 







 
 

viernes, 17 de febrero de 2017

Eficacia



Si supiera que hago aquí,
entonces explota el capullo
y se instaura el olor del verano
en el elevado reflejo del aire.
Hay en el amor taras
y en ti eficacia.  
ambos lacramos el silencio
y lo que viene despues,
sujetos al exclusivo cariño.









jueves, 16 de febrero de 2017

El polvo de los días



Este es uno de esos poemas
que evade el sumidero 
como al librero que sugiere que hacer,
mis preguntas sólo encuentran respuestas lógicas,
si no fuera porque tus ojos sostienen al cosmos
y mi cuerpo es mas versátil,
si no fuera porque me reintegras al futuro
que ha sido siempre lo que soy
o lo que dejo de ser, 
he sobrevivido,
en tus labios yo beso lo que el porvenir confirma,
la modestia de tu sombra,
la arenilla, la existencia que precipita la alegría,
lo que sé, es sólo el polvo de los días,
el amor las gotas saladas de los elementos,
todo cuanto hay es para que yo sea,
tienes cogida la rapidez del viento
y yo la oscuridad pura testada por mi padre,
las voces no se quedan quietas
ni soportan un ilegítimo color,
el instante se desocupa con cada signo,
he conjugado en mi tus dolencias,
un nudo firme de incoherencias,
yo de tus rasgos solo el trazo. 
no alcanzo a contar las estrellas,




 
 
 
 



 
  




martes, 14 de febrero de 2017

Perspectiva I agua dulce


La abejilla de colores susurrantes
entrecruza los retoños del púrpura radiante,
el amarillo elástico del abismo océanico
para filtrarse en el surco del tiempo
y poner en los labios descarnados
chubascos de suavidad y esperanza,
innegable signo de la perspectiva celeste.

Granos de agua se vierten
desde mis alas crujientes
a las bocas secretas y sedientas,
aspiro desde los rastros de mis pies
la grata limitación del cuerpo,
detento un pedazo de cielo
en una multiud de instantes
bañados en agua dulce.





 



 


 

miércoles, 8 de febrero de 2017

Vuelo nocturno



Mi amor percute incólume,
no puedo enmudecer el alma.
Partituras en ti la melodía 
de la convergencia azul,
clareas en tu boca el agua
que limpian los sentidos,   
sólo los capullos comprenden
cómo se alcanza la permanencia,
cual es el significado de tenacidad,
y cual es el sabor de la armonia,
tengo sed de ti, 
de tus manos que congregan
el alba y la paloma, el gato y el rincón,
te amo, cuando amarte significa,
arder más que lo viejos leños,
sostener el sol, rozar la luna,
engrosar el quejido de los bosques,
permitir que me ames sin sospechas,
admitir que mi vulnerabilidad,
porque de esa manera lo preciso,
es mas robusto que mi orgullo,
porque no puedo concluir ni aspiro,
quedarme sin tu tiento en el camino,
cuando amar expresa
hacer difinitivo lo vasto,
silenciar el verbo con un beso,
tocar con una sola mirada,
apagar el verdor en un vuelo nocturno.



 
 

 

 

 

martes, 7 de febrero de 2017

Caminantes


Cruzo mis propios límites,
con pies de barro, sueños
y algunas aclaraciones,
de este lado no se siente miedo.
mi corazón se hizo para ti en los lindes
el día que el panal vertía la miel,
en ti mezclo lo que mi alma atesora.
Oigo tu voz de manzana madurada
en la tierra, en la eficacia de tu mano
y la musicalidad de tus pisadas
sobre la garganta del tiempo,
el amanecer es la misma eternidad
y el agua es preciosa, lo saben
tus ojos que se hicieron en el flujo 
mas claro e intacto,
los dejo correr desde las viseras
penetro en los trastes de mi guitarra,
tu cintura suena con luz mineral
y algunas mariposas se filtran
en tu vientre de cosmos
desde el sabor de tus labios nuevos
pruebo el pan fresco del valle,
por mi espina dorsal discurro
hasta tener el aliento sereno
de haber llegado,
perfuma la inmensidad del camino
que ambos caminamos. 



 





domingo, 5 de febrero de 2017

Juego de luz


Vengo, viniendo por el silencio,
con un venir hasta hoy eterno.
Con manos para arar el suelo,
aquel que bebe nuestros pasos,
a ti heredera de la amplitud,
enagua del azahar,
poseedora del susurro de las olas,
a ti, que te has erigido para des esterilizar 
lo que se esconde en el olvido,
te dono el crepúsculo de mis ojos
pero también el reloj de mi presencia. 
No oígo como el sol impacta en el aire,
pero sí el canto que brota 
del cosmos de tu boca,
tú mujer, tierra, leche y miel, 
raudo destello, juego de luz,
para entrar en ti, hay que despojarse
de los colores antiguos,
de los cabellos extendidos
desde la noche de la historia.
Tus fábulas y tus labios,
son propietarios de mi pecho, 
abierto, palpitante, sincero.
Reina de todas las flores,
eres el verdor que tenía que llegar,
¿acaso sólo con los oidos
desentrañamos la verdad?
la tardecita calurosa de febrero
arrulladóramente mece la copa de los árboles,
y me dona uno que otro trueno,
entonces eres la lluvia que se lanza,
hacia los sentidos, hacia la esperanza, 
amo la claridad carmesí con que apareces,
lo que contienes, emanas y amas.









Huesos púrpuras

Mujer tu nombre es el amor, rosa de fuego en la noche gélida de los andes, mi necesidad un cuerpo  que descubre sus misterios,  eres ...