domingo, 28 de mayo de 2017

Tolerancia


Silencios redondos, blancos
sonidos a la sartén picados
¿habrá un descanso para el sueño?
no es él que indaga
como es que la vida
o cómo es antes del principio,
los huesos andan en otro paraje
en el fondo de los ojos de una vieja ternura
atendiendo a su propia voz
pero vive, volvió de la tierra
bárbaro suyo y remoto
perseguido por su ser,
cuerdo de tanta locura,
nacido como una mata entera,
todo está ocurrido, 
solidez sin edades,
silueta y esencia del furor,
cómo se le cae el cabello al amanecer
que bebe de los manantiales celestes 
y ávidos, advierte en si íntegramente al efímero,
que es certeza y engaño,
toda la oscuridad contaminada intentó asfixiarlo
sombra bajo el árbol sin hojas,
de lejos la negra explosión de los petardos
bajo las campanas renegridas, inestables,
alguna vez eres lo que soy,
¿qué fue antes de la sangre?
por las veces, amaba de otra manera
en ese mismo instante,
por la cosas, manaron fuera de él,
desde aquella ocasión, hombre,
entre los quienes, dolor de nervio y carne,
a la intemperie la propia elocuencia,
ahora declara en el crepúsculo sus labios indómitos,
su piedra infectada de trigo transgénico
mira de frente aunque busque un espejo,
la impaciencia hace un nido cromático
y está consigo como la propia tez, es otro su día,
en su jungla donde la manzana es conveniente.





  

   





lunes, 22 de mayo de 2017

Para ti


Me traslado dentro de un día infinito,
mi corazón se abre paso
por entre mi adversidad y las ajenas,
ni el entendimiento excelso
ni la vasta creatividad 
ni la conjunción de ambas
configuran la inteligencia,
amor es la sustancia de la inspiración,
velo el ciclo del amanecer,
junto a los espíritus débiles del lecho,
los rayos tocan los dedos de barro
hay que desclavar el verbo fracturado
en el borde que va de boca en boca,
la eternidad cifra sus esperanzas
en el aroma del viento,
que no te urja, sólo huele,
la valentía asciende del subsuelo
como el pétalo por los xilemas,
junto al tallo hay una verdad con los dedos sueltos
que apresurados van de lo ocurrido a exprimir un limón,
mi corazón sacó vigor de la dificultad,
borde manso, labio sobre labio,
pupilas contemplando el interior,
los brazos ciñen y flotan en el suspiro rojo
del niño que sabe que el tiempo no es oro,
la bondad viene a la luz, orientada por el deseo,
has otorgado al hombre las ofrendas de la tierra,
mi corazón conoce la alegría,
se hizo claro en tu nombre.
  


 

    

     


 








jueves, 18 de mayo de 2017

Rescate



Más allá de los vasos de arcilla
a medio llenar, a medio vacíos,
del sereno horizonte de los labios,
del suelo duro que estableció el olvido,
mas allá de las manos contracturadas de ternura,
de la contienda entre el fuego y el rocío,
de la boca llena de mandatos,
sigues siendo el lenguaje puro,
quien coge de la primera letra ofrecida
y estruja la gloria, 
mujer desentumece la tierra, 
la vida se redime con tan solo una gota
de la lluvia que eres,
apetito, afán, coraje, caminos,  
conviértela en la felicidad de un manojo de fresas,
propaga en mi pecho los latidos de tu corazón, 
para expirar aquí y revivir a tu universo, 
defensora de la verdad con tu ser de manos llenas,
tu alma está ligada al amor de brillar en tus ojos,
ellos alcanzaron a ser día, sangre, poesía,
entre las zarzamoras fundaste el retoño,
próximo a la cosecha soy una espiga 
sembrado al borde del sol,
ampara mi aliento de la casualidad,
hay también quien se da al oleaje,
de tanto amar y transitar vinieron los frutos
que el silencio no pudo guardar en sus entrañas. 







 
 













  

martes, 16 de mayo de 2017

Excavando susurros


Estás allí con tu piel
envuelta como una flor
excavando susurros
en el oceáno de mi sangre,
pulmones del corazón,
espacio albo para toda tu música,
alzas hacia el cielo tus brazos fértiles
con gesto de garganta clara,
lanzas tu fronda flamante
bajo el sol que todo lo quema
sin quemarlo, dulce brisa marina
y madera de old Tjikko
estoy para contemplar el efecto
de tus pies descalzos 
sobre las hierbas del tiempo
volviendo a su única semilla,
rojo de corola sonrojada
caliente como tus manos,
por tus ojos cuerdas de ritmo perenne
entro a tus miedos mojando los míos,
escucho tu sonrisa sabor de terciopelo
color tierra, color agua y fuego,
desde la aurora hasta la oscuridad errante,
aquí estoy eligiendo auque me falte
parte del cuerpo y de la mente
la clave del universo,
siento la vida después de la muerte,
reflejos internos que se manifiestan fuera,
color tierra, color agua y fuego.













martes, 2 de mayo de 2017

Contigo I



La certeza ha brotado contigo,
el aire de mayo, el aire blanco,
repleto de anchura y líquido
frota concretamente el día
con la boca que llegó al encuentro,  
toco el soplo que el ansia transforma en grito,
favoreciste la pureza de la luz
sujetando con entereza el aroma de la vida,
sorbo del vaso la sangre que derramas,
el frío otoñal que aligeras entre tus pelos,
siento el brillante fluido del río 
dentro de tus prendas 
ambas manos mujer son la fusión
donde el acero disolvió su tormento, 
músculos y nervios encrespados de esfuerzo,
ambos pies de mujer impulso hacia tus sueños,
cada paso tiene un recorrido abierto para mí,
eres profunda como la escritura que ara la tierra
y determina la senda sobre la piedra y mi alma,
inconclusa en tu perfección, 
perfecta en tu fragmento,
permites que me envuelva dentro de ti,
como la migaja en el pan, 
a la vista de todos,
cosechas en tu constante llama 
lo que entregamos.













 

 

  

Animal penitente

 Mi amplia prisa entrega la magnitud de mi coraje. es claridad la lumbre y empacho la luna,  Escapo en dirección a la esencia m...