lunes, 19 de junio de 2017

Completa



La luz vino sola,
yo traje el resfrío,
la noche sentada paciente,
el otoño enloquece con los termómetros,
de todo a nada y viceversa es lo mismo,
pero espera, porque lo que te colma es esperanza.
Como una mariposa ondulante que atraviesa el aire vivo
veo venir a mi tu inteligencia,
por tierras, asteroides y soles 
resuena potente tu eco eterno.

Alrededor de mi, artilugios en caída libre,
ruedas polvorientas, gargantas abismales,
la idiotez, la regla, la época,
sonidos anclados en intensiones de razón,
recias bocas de condimentos frágiles
¿que impide ocupar la tierra y el recuerdo?
corteza de la omisión, flujo sucio,
reserva envuelta en pelo,
olas de ojos pétreos esparciéndose,
la ruedas giran como las bocas
que buscan su remedio floral.
 
Me gusta que adviertas la claridad
al otro lado de la niebla ronca,
donde el ruido emerge, se parte y sucumbe,
en ti están las dulces voces de la aurora,
los párpados venciendo el óxido,
las astromelias en pos de sus propósito
lo que crece venido de otros lugares,
rítmicamente tu mirada y mi cariño,
a tu son mi alma va rodando desde visiones,
eres la sangre que desde el amor viene 
estirando tu luz en varios filamentos,
en ti la creación se completa.






 

 

  


 


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Huesos púrpuras

Mujer tu nombre es el amor, rosa de fuego en la noche gélida de los andes, mi necesidad un cuerpo  que descubre sus misterios,  eres ...